La guerra entre Rusia y Ucrania llega a su día 274 desde su comienzo el pasado 24 de febrero, cuando el presidente ruso Vladimir Putin ordenó una “operación militar especial” para liberar a la población prorrusa de la región ucraniana de Donbás.

Hoy jueves 24 de noviembre la guerra llegó a su día 274, en el que los ataques rusos escalaron hacia infraestructura ucraniana y Volodímir Zelenski acusa esta ofensiva como “crímenes contra la humanidad” de parte de Rusia.

Por su parte Rusia dice que fue la defensa ucraniana la que ha destruido parte de su propia infraestructura en Kiev.

Según el Ministerio de Energía de Ucrania, los ataques dejaron sin electricidad a “la gran mayoría de los consumidores” del país, que tenía una población de unos 40 millones de habitantes antes de que comenzara la invasión rusa el 24 de febrero.

La fuerza aérea ucraniana indica que Rusia disparó el miércoles unos 70 misiles de crucero contra Ucrania, de los cuales 51 fueron derribados.

Los ataques se dirigieron a infraestructuras energéticas clave que ya estaban dañadas por varias olas de bombardeos de este tipo.

Tras los reveses militares que obligaron a Rusia a replegarse en el noreste y el sur de Ucrania, Moscú optó a mediados de octubre por ataques regulares y masivos contra las instalaciones energéticas cuando llega el invierno.

Rusia afirma tener como objetivo instalaciones directa o indirectamente vinculadas al ejército ucraniano y considera que solo las autoridades de Kiev son responsables del sufrimiento de la población por resistirse a las fuerzas rusas.

En Kiev, la capital, que actualmente registra temperaturas cercanas a los 0°C, cerca del 70% de la población seguía sin electricidad el jueves por la mañana.

En Járkov, la segunda ciudad del país en la frontera con Rusia, los “problemas de suministro eléctrico” siguen afectando a la población civil, según el gobernador Oleg Synegubov.

En la región central de Poltava ocurre lo mismo. Más al sur, en la región de Dnipro, la “situación sigue siendo complicada”, según su dirigente.

Las reparaciones de la red también están en marcha en las regiones de Rivne, Cherkasy (centro), Kirovograd (centro) y Zhitomir (centro-oeste).

Otra consecuencia directa de los ataques rusos es que Moldavia, que ya sufría grandes problemas energéticos por la guerra en Ucrania, también fue víctima el miércoles de cortes masivos de electricidad.

Millones de ucranianos siguen sin electricidad ni calefacción tras los ataques rusos

Gran parte de Ucrania, incluida su capital, Kiev, seguía este jueves sin electricidad ni agua tras nuevos ataques rusos contra infraestructuras energéticas.

Nueve meses después del inicio de la invasión rusa y cuando se acerca el invierno, millones de ucranianos pasarán el jueves sin electricidad y con frío, aunque las autoridades esperan que la situación mejore antes de que caiga la noche.

Las tres centrales nucleares bajo control de Kiev fueron conectadas de nuevo a la red y deberían volver pronto a abastecer a los hogares, privados de electricidad, así como a los sistemas de distribución de agua.

Se trata de las centrales de Jmelnitski y Rivne (oeste) y de la central de Pivdennoukrainsk (sur), que fueron desconectadas por el sistema de protección automática tras los ataques rusos que afectaron a muchas instalaciones eléctricas ucranianas.

“Si no hay nuevos ataques, podremos reducir significativamente la falta de electricidad en el sistema energético al final del día”

German Galushchenko, ministro de Energía de Ucrania

En el conjunto del país, “la situación es en general difícil”, pero en algunas regiones “el suministro de electricidad ya ha aumentado”, dijo, señalando que “las infraestructuras críticas en todo el país” habían sido reconectadas.

[object Object]

Rusia dice que los daños en Kiev fueron causados por la defensa antiaérea ucraniana

Los militares rusos negaron el jueves haber realizado ataques contra Kiev el miércoles y afirmaron que los daños en la capital ucraniana fueron causados por misiles antiaéreos ucranianos y extranjeros”.

“No se llevaron a cabo ataques contra Kiev. Todos los daños en la ciudad señalados por el régimen de Kiev son consecuencia de la caída de misiles de defensa aérea extranjeros y ucranianos, instalados en zonas residenciales de la capital ucraniana”

Ígor Konashénkov, portavoz del Ministerio de Defensa ruso

También indicó que el ejército ruso había llevado a cabo el miércoles “ataques masivos” contra “el sistema de mando militar ucraniano y las infraestructuras energéticas relacionadas”.

“El objetivo de los ataques se logró, todos los objetivos indicados fueron alcanzados los bombardeos habían dañado el movimiento por ferrocarril de los suministros del ejército ucraniano, las armas extranjeras, el equipo militar y la munición”

Ígor Konashénkov, portavoz del Ministerio de Defensa ruso

Ucrania, incluida Kiev, se quedó el miércoles sin electricidad ni agua, tras los últimos ataques de Rusia, dirigidos específicamente a infraestructuras energéticas y a medida que se acerca el invierno.

Bombardeos de Rusia contra Ucrania

Volodímir Zelenski admite que la situación eléctrica de Kiev y otras ciudades es “muy difícil”

El presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, ha asegurado a última hora del miércoles que la situación eléctrica de Kiev y otras ciudades ucranianas es “muy difícil” tras el nuevo ataque masivo con misiles cometido esta jornada por Rusia.

”Los ocupantes hacen todo lo posible para que la gente sufra, para que ni siquiera podamos escucharnos y vernos”, ha subrayado Volodímir Zelenski en su discurso nocturno, tras intervenir por videoconferencia en una reunión de urgencia del Consejo de Seguridad de la ONU convocada tras los ataques.

En ella el presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, pidió a sus aliados que le faciliten más defensas aéreas y contra misiles en respuesta a los últimos ataques de Rusia, a la que acusó de tratar de destruir las infraestructuras energéticas del país para hacer sufrir a millones de personas durante el invierno.

En su último mensaje del día, el mandatario ha explicado que cuando este miércoles por la noche comenzó a recibir informes sobre la restauración de la energía once áreas del país estaban marcadas como “sin electricidad”.

”A partir del comienzo de la noche, poco a poco vamos conectando nuevas y nuevas áreas. Los trabajadores de energía, los trabajadores de servicios públicos y los servicios de emergencia trabajarán las 24 horas”

Volodímir Zelenski

Sobre Kiev, Volodímir Zelenski ha explicado que se encuentra en “una situación muy difícil” y los trabajos de reparación del suministro “continuará durante toda la noche” y se esperan resultados el jueves por la mañana.

La región de Chernígov también sufre “una situación difícil” y en Cherkasy toda la infraestructura crítica está funcionando y se hace “todo lo posible” para la restauración.

En Odesa el suministro de agua está conectado por completo, pero el consumo doméstico de electricidad está al 10 %, mientras que en Volinia decenas de miles de consumidores están conectados y se trabaja en el resto.

En Ternópil se va conectando “distrito por distrito”.

Según Volodímir Zelenski, la región de Leópolis estaba “completamente apagada”, pero a última hora del miércoles el 90 % estaba conectada.

Volodímir Zelenski, presidente de Ucrania/ AFP

Rusia destroza las infraestructuras de Ucrania y confía en el “éxito” de su ofensiva

Rusia prosiguió el miércoles su estrategia de bombardear las infraestructuras de Ucrania, provocando cortes en el suministro de agua y electricidad de varias ciudades, y se dijo segura del “éxito” de su ofensiva pese a sus reveses en nueve meses de guerra.

Rusia disparó “unos 70 misiles de crucero” contra Ucrania y 51 de ellos fueron interceptados, informó la Fuerza Aérea ucraniana. Además, “cinco drones suicidas de tipo lancet fueron derribados en el sur del país”, añadió.

En una reunión urgente del Consejo de Seguridad de la ONU convocada por Ucrania, su presidente Volodímir Zelenski denunció estos ataques como un “notorio crimen contra la humanidad”.

“Cuando tenemos temperatura por debajo de cero, y decenas de millones de personas sin suministro de energía, sin calefacción, sin agua, esto es un notorio crimen contra la humanidad”

Volodímir Zelenski ante la ONU en un video a distancia

Los bombardeos, que dejaron al menos seis muertos y 36 heridos según las autoridades ucranianas, azotaron la ya maltrecha red eléctrica del país y provocaron la desconexión de tres centrales nucleares.

Esta ofensiva contra la infraestructura energética se produce tras una serie de retrocesos rusos en el campo de batalla, incluida la retirada de sus tropas de la ciudad de Jersón (sur).

Sin embargo, Rusia se muestra confiada en el desenlace de esta invasión iniciada el 24 de febrero.

“No cabe la menor duda sobre el futuro y el éxito de la operación especial”

Dmitri Peskov, portavoz del Kremlin
[object Object]