La austeridad no puede ser una fatalidad del destino: François Hollande

En su primer discurso tras la victoria de las elecciones presidenciales, el socialista François Hollande dejó claro que se acabó el eje 'Merkozy' que marcaba el rumbo europeo. "La

México, D.F.- Francia entregó el domingo la presidencia al izquierdista Francois Hollande, un defensor de los programas de estímulo del gobierno que dice que el Estado debe proteger a los oprimidos: una victoria que podría asestar un golpe mortal a los esfuerzos a favor de la austeridad que han sido el sello de Europa en los últimos años.

Suave y afable, el presidente electo hereda un país repleto de deudas y dividido sobre cómo integrar a los inmigrantes, mientras preserva su identidad nacional. Los mercados vigilarán muy de cerca sus pasos iniciales en la presidencia.

El nuevo presidente de la república francesa, François Hollande, hizo fuertes declaraciones frente a simpatizantes en la localidad de Tulle, de donde es diputado.

Compromiso con los jóvenes, con el fin de la xenofobia pero su mensaje contundente fue a la Unión Europea: 

"Europa nos observa. Estoy seguro de que esto ha sido una esperanza. La austeridad no podía seguir siendo una fatalidad del destino. Esa es mi misión: dar una visión de crecimiento. Esto es lo que diré lo más pronto posible a nuestros socios europeos y a Alemania", avisó el líder socialista.

La victoria de Hollande significa el fin del eje 'Merkozy' y de la imposición una estricta austeridad a toda la Unión Europea. Hollande cree que las medidas de austeridad deben acompañarse sobre todo de otras para el "crecimiento".

La respuesta del Gobierno alemán no se hizo esperar y el ministro de Asuntos Exteriores de Merkel, Guido Westerwelle, declaró, en declaraciones recogidas por Efe: "Queremos trabajar muy estrechamente con el nuevo presidente francés. Tenemos un pacto fiscal. Ahora vamos a añadir un pacto del crecimiento para incentivar la competitividad económica".

"Muchos esperaban este momento desde hace años. Otros, más jóvenes, no lo habían vivido nunca", recordó quien llega al Elíseo después de que el Partido Socialista se haya mantenido 17 años alejado de la presidencia gala, desde la era de François Mitterand en los años 90.

 

Con información de La Información

0
comentarios
Ver comentarios