Internacional

Ataque con cuchillo en Francia deja 3 muertos

Ataque con cuchillo en NizaAlexis Gilli / AP

El perpetrador del atentado en Francia fue detenido poco después de los hechos

Un ataque con cuchillo dentro de una iglesia en la ciudad de Niza, en el sureste de Francia, dejó este 29 de octubre tres personas muertas, en el tercer incidente relacionado al terrorismo registrado en los últimos dos meses dentro del país europeo.

De acuerdo con AP, la policía de Francia pudo localizar y asegurar al perpetrador poco después del presunto atentado terrorista, para posteriormente trasladarlo al hospital para atenderle las heridas causadas durante su arresto.

Hasta este momento se piensa que el agresor actuó sólo y las autoridades no están buscando a cómplices u otros sospechosos, afirmaron a la agencia de noticias fuentes de la policía que prefirieron mantenerse en el anonimato.

Los hechos sucedieron en la iglesia de Notre Dame de la ciudad de Niza, ubicada a aproximadamente un kilómetro del lugar donde en 2016 ocurrió otro atentado con un camión que atropelló a decenas de personas que celebraban el Día de la Bastilla.

Francia en alerta máxima tras ataque en iglesia de Niza

El alcalde de Niza, Christian Estrosi, aseguró a la televisión local que el atacante gritó “Alá es Grande” en varias ocasiones durante el atentado dentro de la iglesia, por lo que “no hay dudas sobre el significado de su gesto”.

Si bien las autoridades de Francia no han confirmado la naturaleza del ataque, en los últimos meses ya habían sucedido dos hechos similares. En septiembre pasado, un sujeto atacó con un cuchillo de carnicero a peatones en calles de París, muy cerca de la antigua sede de la revista de humor satírico Charlie Hebdo.

Semanas después, un hombre decapitó a un profesor que había mostrado las polémicas caricaturas de Mahoma publicadas en Charlie Hebdo como parte de su clase de libertad de expresión.

Tras el ataque, el primer ministro Jean Castex anunció un incremento en la alerta terrorista para todo el territorio nacional, y prometió una respuesta “implacable” e “inmediata” al acto calificado como “bárbaro”.