Por amenazas, campesinos abandonan tierras ancestrales de indígenas en Paraguay

Un millar de campesinos amenazados por cuatrocientos guerreros armados con arcos y flechas decidió el viernes abandonar las tierras de la etnia Aché.

Asunción.- Un millar de campesinos amenazados por cuatrocientos guerreros armados con arcos y flechas decidió el viernes abandonar las tierras de la etnia Aché, tras aceptar la propuesta del gobierno de adquirir un terreno privado en donde será creada una comunidad agrícola.

Emiliano Mbejyvagi, uno de los líderes indígenas, dijo a AP en entrevista telefónica que "no participamos en la reunión de los campesinos con autoridades del ministerio del Interior porque tenemos el título de propiedad de la propiedad invadida, pero fuimos informados que se retirarán pacíficamente".

Un comunicado del ministerio del Interior informó en un comunicado la decisión de los campesinos que se encontraban en una propiedad de los Aché, de 4.000 hectáreas y a a 450 kilómetros al noroeste de la capital paraguaya.

La zona forma parte de la reserva ecológica Mbaracayú de unas 250.000 hectáreas en donde anualmente, en primavera y el verano australes, llegan aves de todas las especies desde otros zonas del continente.

Un contingente de cuatrocientos guerreros Aché se preparó con arcos y flechas para, eventualmente, desalojar a los invasores.

"Nos pidieron tres días de tiempo para que más de doscientos grupos familiares retiren sus pertenencias de nuestras tierras", dijo Mbejyvagi refiriéndose a las tiendas de plástico levantadas en los últimos cinco meses, cada una con sus utensilios domésticos.

El anterior gobierno del destituido ex presidente Fernando Lugo informó que en Paraguay existen 87.000 familias campesinas sin tierra.

La lucha por un pedazo de terreno llegó a su punto de máxima ebullición el 15 de junio pasado cuando en un enfrentamiento armado entre policías y campesinos en el interior de una reserva forestal, en las cercanías del terreno de los Aché, terminó con ocho agentes y nueve labriegos muertos.

0
comentarios
Ver comentarios