En 2021, Activision Blizzard pasó por uno de los mayores escándalos en el mundo de los videojuegos, al ser acusada y demandada por tener una cultura de abuso y acoso laboral durante varios años.

Lo cual provocó varios cambios internos en Activision Blizzard, incluyendo la salida de varios ejecutivos clave y el retraso de diversos juegos importantes para la empresa.

Todo derivó en la compra de Microsoft a inicios de este 2022, con lo que las cosas se comenzaron a calmar un poco dentro del ahora estudio ligado a Xbox.

Sin embargo, es este movimiento el que precisamente ahora está en la mira de activistas, interponiendo una nueva demanda en contra de Activision Blizzard.

[object Object]

Acusan a Activision Blizzard de venderse para proteger a Bobby Kotick y sus finanzas

Un fondo estatal de pensiones en Suecia demandó a Activision Blizzard, alegando que uso el escándalo de acoso y abuso, para buscar un buen arreglo de compra con alguna empresa.

Esto con el fin de salvar su cuello, no sólo en cuestiones de relaciones públicas, también en el financiero, pues las acciones de la desarrolladora se estaban yendo a pique.

Además de contener la caída en el mercado, la compra de Activision Blizzard habría ayudado a quitar el foco de atención de Bobby Kotick, CEO de la empresa, quien era señalado como el principal responsable.

Con un sólo movimiento, se logró matar dos pájaros de un tiro; la muestra clara es que a un año de todas las acusaciones y otras demandas, Bobby Kotick se mantiene a la cabeza de Activision Blizzard.

[object Object]

La compra de Activision Blizzard fue un “paracaídas de oro”

La nueva demanda a Activision Blizzard, es señalada como táctica “paracaídas de oro”, donde una empresa usa una situación crítica para sacar ventaja.

En este caso, Activision Blizzard usó la baja de sus acciones para acordar un trato con Microsoft, donde la compañía fue ofrecida a un precio “ridículo”, en comparación con su valor real previo al escándalo.

De ahí que todo el proceso de adquisición, que por lo general llega a tardar meses o años, se concretara en cuestión de semanas y se anunciara de manera tan inesperada al público y medios.

Más formar parte de Microsoft, la prioridad de Activision Blizzard siempre fue salir bien librados del escándalo, no pasar por los tribunales y asegurar la permanencia de Bobby Kotick, así como un retiro “digno”.

Hay que mencionar que hasta el momento no se aprueba la compra de Activision Blizzard por parte de Microsoft, que junto a esta nueva demanda, pone en “veremos” el futuro de la empresa.

[object Object]

Con información de Capital