Estilo de vida

Hackers pueden obtener la llave de una casa con el sonido de la cerradura

CerraduraEspecial

Un ladrón podría pasar cerca de la persona que está abriendo una puerta y grabar el sonido de la llave

México.- Investigadores de la Universidad Nacional de Singapur publicaron un estudio en el que hackers podrían obtener las llaves de una casa con solo oír el sonido de cuando esta entra en la cerradura de la puerta, en lugar de que esté intentado con decenas de herramientas.

El artículo, publicado a principios de este 2020 de acuerdo con El Universal, señala que un hacker puede usar su teléfono, reloj o timbre inteligente con un malware que grabe el audio desde lejos. 

Y así sería grabado el SpiKey, que es el sonido que hacen los pasadores de bloqueo cuando se mueven sobre las crestas de una llave.

La investigación escrita por los investigadores Soundarya Ramesh, Harini Ramprasad y Jun Han señalan que cuando una víctima mete la llave en la cerradura de una puerta, un delincuente puede grabar el sonido con solo pasar caminando desde el teléfono inteligente.

Posteriormente, el hacker puede usar el tiempo entre los clics audibles para determinar la distancia entre las crestas, con la que podría calcular y luego producir una serie de claves probables, publicó El Universal.

Aunque una cerradura de seis pines tiene alrededor de 330 mil posibilidades de llave, los investigadores de la Universidad de Singapur aseguran que con este programa se podría reducir en solo a tres opciones, por lo que relativamente sería fácil de resolver y probar unas llaves.

Esta técnica tendría sus dificultades, dijeron los investigadores, ya que el ladrón necesitaría saber qué tipo de bloqueo tiene la víctima, sin embargo, esta podría saberse mirando el exterior de la cerradura. Otra sería la velocidad, ya que podría interferir para saber cómo son las crestas.

Los investigadores indicaron que para evitar ser víctima de robo por medio de esta técnica, las personas se deben fijar que cuando abran su puerta se aseguren que no hay nadie a su alrededor.