Estilo de vida

¿Salmón vegano y directo de una impresora 3D? Ellos lo hicieron posible

Salmón vegano@LegendaryVish / Twitter

El salmón vegano estará listo en el mercado para 2022

Un grupo de estudiantes residente de Austria han creado un salmón vegano que se obtiene directo de una impresora 3D, según se ve en las fotos de la cuenta oficial de Twitter de la pequeña compañía.

Los tres estudiantes de doctorado fundaron 'Legendary Vish' cuando notaron que algunos ingredientes podían usarse para imprimir alimentos. Así que emplearon proteínas de origen vegetal como algas y setas con el objetivo de reducir el impacto medioambiental de la industria pesquera y la acuicultura.

All eyes on this guy! Robin Simsa is our #CEO, PhD in Tissue Engineering with strong passion for the sector of meat replacement.💚🔥
Fun fact: He tasted cultured mouse meat once. 🧫🐭#startup #plantbased #sushi #nofish #legendaryvish #safetheoceans #tissueengineering #3dprinting pic.twitter.com/6CqW9zIO5i

— Legendary Vish (@LegendaryVish) June 30, 2020

Con ello, los creadores también disminuyen los riegos a la salud derivados de la producción masiva de pescado, recreando las proteínas, los ácidos grasos omega-3 y las vitaminas que caracterizan a un salmón. Sí, el futuro es hoy.

"Podemos producir formas inusuales como espirales o triángulos, o hacer sushi que parezca de atún pero sepa a salmón"Robin Simsa, presidente de Legendary Vish

Lo que sigue ahora es lograr un volumen de producción suficiente como para hacer que su tecnología sea competitiva, menciona Robin Simsa, presidente de la compañía. De lograrse, el salmón vegano podría comenzar a comercializarse a principios de 2022.

Our Chief of Technology Hakan "The Machine" Gürbüz. Hakan is about to finish his PhD in Engineering. He builds 3D printers like no other and nothing seems impossible to print for him. 😱🤩#CTO #startup #plantbased #seafood #sushi #nofish #legendaryvish #safetheoceans #3dprinting pic.twitter.com/2lsunLYwTm

— Legendary Vish (@LegendaryVish) July 1, 2020

Su éxito sería rotundo si además resulta del agrado del público, pues los daños al entorno, la sobrepesca o la acumulación de metales pesados, microplásticos, antibióticos y hormonas del crecimiento en los animales son algunas de las desventajas de la industria pesquera tradicional.

El producto se vendería a un costo aproximado del salmón real, pero a medida que aumenten las capacidades de producción, los precios bajarían. Asimismo, si alcanzan la meta, experimentarían con otros tipos de pescado y formas novedosas. Actualmente, la empresa mantiene contactos con posibles inversores y hace cálculos para estimar el volumen de financiación que necesitará para comercializar su tecnología.