Estilo de vida

Qué es la fibromialgia y por qué se le dice la enfermedad invisible

FibromialgiaPixabay

Los síntomas de este padecimiento generalmente se presentan en mujeres, pero también existen casos en hombres y niños

En 1993 se eligió el 12 de mayo para conmemorar el Día Mundial de la Fibromialgia, del Síndrome de la Fatiga Crónica y del Síndrome de Sensibilidad Química Múltiple. En esta fecha se busca concientizar a las personas sobre los síntomas de este padecimiento.

Los expertos definen la fibromialgia como un padecimiento particular en los músculos y el tejido fibroso que produce fuertes dolores. Los pacientes describen la enfermedad “fantasma” o “invisible” por los dolores que produce en músculos, articulaciones, huesos y ligamentos.

No es fácil vivir así con #Fibromialgia pero con fe, determinación, vida sana, ejercicio y medicamento recetado por especialistas vas “un día a la vez” mi solidaridad con todos los que la padecen, los entiendo porque esta enfermedad rara también la padezco @OPSGuate @opsoms pic.twitter.com/lAn83WsGXd

— Susana Morazan (@susanamorazan) May 12, 2020

En ciertos casos, la fibromialgia también produce dolores de cabeza, insomnio, cansancio y ansiedad. Las estadísticas indican que entre el 2% y 6% de la población mundial sufre de este padecimiento, y un gran número de casos se presentan en mujeres de 20 a 50 años.

Los estudios no han podido descubrir la causa exacta de esta enfermedad, pero se piensa que influyen diversos factores. Los pacientes pueden desarrollar los síntomas sin causa aparente, y en otros casos se ha podido identificar una infección bacteriana o viral.

El #12Mayo de cada año,se conmemora el Día Mundial de la Fibromialgia y el Síndrome de la Fatiga Crónica. Se eligió en 1993 en honor al nacimiento de Florence Nightingale, enfermera inglesa que fundó la primera escuela de enfermería del mundo e inspiró la creación de la Cruz Roja pic.twitter.com/FqZXC6HoEX

— Cbit_FcodePaola [email protected]énez (@Cbit_FcoDePaola) May 12, 2020

Los especialistas también reconocen que los diversos síntomas pueden agravarse con los hábitos y costumbres de la vida cotidiana. Aunque no existe un tratamiento, la fibromialgia puede controlarse con medicamentos que evitan los efectos en pacientes.

El ejercicio, masajes, estiramiento muscular o incluso el yoga pueden resultar de gran ayuda para reducir los dolores musculares, de huesos y articulaciones. También es importante establecer horas de sueño reparador y evitar la ingesta de bebidas estimulantes.