viernes 19 de octubre de 2018 | 11:41
Estilo de vida

Reglas de etiqueta para cenar en restaurantes lujosos

Redacción SDPnoticias.com vie 12 ene 2018 16:07
Hay errores que no se deben cometer.
Hay errores que no se deben cometer.
Foto propiedad de: Instagram

Más allá de no saber cuál cubierto elegir primero, existen cosas que debes saber para no hacer el "oso".

El fin de semana es perfecto para visitar lugares nuevos y conocer la gastronomía internacional que ofrece la Ciudad de México; si planeas ir a restaurantes como Biko, Astrid & Gastón y demás, a continuación te daremos una lista de etiqueta perfecta para que no te suceda como al esposo de la actriz Tracy-Ann Oberman, quien tras visitar un restaurante catalogado con ocho estrellas Michelín, casi se come la servilleta por creer que se trataba de la presentación exótica de algún platillo…

Para empezar, investiga bien cuál es el menú y los costos del restaurante que te interesa; ya que muchos tienen platillos costosos con los que podrías llevarte una sorpresa al recibir la cuenta.

En segundo lugar, el típico problema de los cubiertos. Es común que en este tipo de restaurantes te encuentres con un montón de cubiertos sobre la mesa; el uso de estos se hace de fuera hacia adentro, según como nos los encontremos en la mesa,  según el número de tiempos en que consista tu menú.

Los cuchillos nos los encontraremos a la derecha con el filo hacia dentro y los tenedores a la izquierda con las palas hacia arriba; en caso de los cubiertos de postre los encontraremos en la parte frontal de nuestro plato de presentación.

Si eres alérgico a algo, es importante que se lo hagas saber a tu mesero, ya que muchas veces los platillos son cocinados con utensilios que han estado en contacto con otro tipo de ingredientes, los cuales podrían desatar  una alergia.

Por lo general, los restaurantes con cocina de autor tienen menús degustación; estos pueden ser extensos y de porciones pequeñas, así que ve con tiempo y prepárate para satisfacer tu antojo y descubrir nuevos sabores.

Por lo general los platillos vienen en porciones pequeñas, no te enojes si consideras que con tu plato no vas a quedar satisfecho  y otro detalle, pueden ser costosos, tampoco te molestes si la cuenta es elevada.

No necesitas pedir el vino más caro para maridar tu comida. Elige lo que se te antoje; ya sea cerveza o simplemente agua. Sí, las recomendaciones del restaurante pueden ser una gran opción, pero muchas veces son costosas, así que es válido consentirte, pero sin dañar a tu cartera.