8 de diciembre de 2021 | 01:44
Oaxaca

Médicos de Oaxaca retuvieron por casi 8 horas a 300 trabajadores del Insabi

Médicos de Oaxaca retuvieron por casi 8 horas a 300 trabajadores del Insabi de la CDMX
Médicos de Oaxaca
Compartir en

Médicos de Oaxaca retuvieron por casi 8 horas a 300 trabajadores del Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) de la CDMX.

Ayer alrededor de las 13:30 horas, los médicos pertenecientes al Movimiento Único de Trabajadores Eventuales de los Servicios de Salud de Oaxaca (MUTESSO)  decidieron protestar de manera pacífica a las afueras del edificio del Insabi de la CDMX.

Los médicos del MUTESSO, buscaban ser atendidos por el director del Insabi, Juan Antonio Ferrer, porque denunciaban haber sido despedidos injustificadamente por las autoridades de salud del estado de Oaxaca.

La doctora Abigail Pineda López, manifestante del MUTESSO, explicó que ella y otros 2 mil 500 trabajadores fueron despedidos desde el 15 de septiembre.

Aunque este grupo de médicos sólo buscaba poder tener un diálogo, terminaron por retener a los trabajadores del Insabi, se calcula que eran alrededor de 300 trabajadores los que se mantuvieron como rehenes de los manifestantes.

A pesar de que se tenía el reporte de que los 300 trabajadores del Insabi estaban en calidad de rehenes desde las 13:30 horas, estos fueron liberados hasta las 20:35 horas.

De acuerdo con las autoridades de seguridad de la CDMX, no pudieron intervenir en este asunto, debido a que se trataba de una protesta en un edificio federal.

Sólo se limitaron a cuidar la integridad de los trabajadores del Insabi y los manifestantes.

Juan Antonio Ferrer no fue retenido por los médicos de Oaxaca

Juan Antonio Ferrer, el director del Insabi, no fue retenido por los médicos de Oaxaca debido a que salió del edificio unos momentos antes de la llegada del MUTESSO, esta información la confirmó Calendario Pérez, el coordinador de recursos humanos y regulación del personal del Insabi.

Esta información se dio ayer en la noche en medio de la confusión de que si el funcionario había sido retenido o no junto a los 300 trabajadores del Insabi.

Además, el coordinador de recursos humanos y regulación del personal del Insabi, dijo que estos trabajadores no pertenecían a alguna institución de salud pública por lo que ellos eran médicos eventuales con contratos estatales.

Mencionó que se les dio la oportunidad de establecer el diálogo y se les explicó que los recursos que destina el Insabi que es a través de convenios, recalcó que a ningún estado de la república en este momento se le debe dinero.

Porque se les transfirió el 100 por ciento de los recursos para que pudieran cubrir el 50 por ciento que el Insabi aporta a los estados para que se pueda pagar la nómina y recordó que el 32 por ciento es para los medicamentos.

Esto es una parte de lo que corresponde a los recursos federalizados que aprueban los legisladores y Hacienda, por lo que no se les debe dinero.

Con base a esta información, Cadelario Pérez concluyó que el reclamo por el despido injustificado de los médicos no debió de hacerse en el Insabi, aunque el Insabi ha tratado de abrir más mesas de diálogo con las autoridades de salud estatales.

Por su parte el secretario de salud de Oaxaca, Juan Carlos Marquéz, comentó que ya se está buscando la reinstalación y recontratación de los médicos eventuales.

Pero aseveró tras las acusaciones de que la secretaría del estado mandó a los médicos a protestar a la CDMX, que ellos no mandaron al MUTESSO, y dijo que ellos no representan al estado de Oaxaca, ya que el estado no se manifiesta de ese modo.

El MUTESSO ya había pedido la ayuda de AMLO

Según una nota aclaratoria del gobierno federal sobre la retención de los 300 trabajadores del Insabi de ayer, el MUTESSO ya había pedido la ayuda de AMLO.

Esta ayuda la pidieron en medio de una gira de AMLO por Oaxaca, dónde el MUTESSO se acercó a él para pedir ayuda con su situación laboral, a lo que el mandatario les dijo que sí y que se iba a revisar sus peticiones.

En una mesa de diálogo donde participaron los miembros del MUTESSO, y funcionarios se determinó que estos trabajadores no pertenecían a ninguna de las instituciones federales de salud como el IMSS, ISSSTE o el Insabi.

Por lo que ellos tenían que arreglarse con el gobierno de Oaxaca. Se presume que el MUTESSO fue a la CDMX porque supuestamente el gobierno de Oaxaca les dijo que serían atendidos nuevamente por autoridades federales pero en la capital.

Lo cual el gobierno de Oaxaca dice no haber tenido conocimiento de esto.

Conforme a la nota aclaratoria del gobierno federal, aunque al MUTESSO a su llegada al edificio del Insabi se les invitó a una mesa de diálogo, ellos negaron esta opción y decidieron retener a los 300 trabajadores del Insabi.

Después de lograr la liberación de los 300 trabajadores del Insabi, hasta el momento se desconoce si habrá más mesas de diálogo con el MUTESSO por parte de las autoridades de salud.