25 de octubre de 2021 | 15:40
Oaxaca

María Elena Ríos teme por un nuevo ataque

María Elena Ríos dijo que el proceso que vive la ata y manifestó su deseo de caminar segura como antes del ataque que sufrió.
María Elena Ríos
Compartir en

La saxofonista oaxaqueña María Elena Ríos expresó su temor a que se presente un nuevo ataque en su contra o hacia su familia, mismo que la agobia y “sega la felicidad que puede estar frente a mis ojos”.

En su cuenta de Twitter, María Elena Ríos dijo que el proceso que vive la ata y manifestó su deseo de caminar segura como antes del ataque que sufrió.

Lo anterior, como respuesta a diversos mensajes de apoyo y aliento por parte de sus seguidores tras la publicación de una nueva foto de perfil y un mensaje, por lo que agradeció a sus seguidores.

“Hola a todos. gracias por sus comentarios. El proceso me ata, deseo caminar segura, libre como antes. Por otro lado el temor a un nuevo ataque a mi familia o a mi, me agobia y sega la felicidad que puede estar frente a mi ojos”

María Elena Ríos. Saxofonista
María Elena Ríos expresa temor por un nuevo ataque

María Elena Ríos se prometió ser libre y feliz “cuando todo esto pase”.

La saxofonista acompañó su mensaje con una nueva foto de perfil.

En su foto aparece en un campo lleno de flores sosteniendo su saxofón con la mirada hacia arriba y los ojos cerrados, en donde porta una vestimenta típica de Oaxaca.

María Elena Ríos

María Elena Ríos, saxofonista atacada con ácido

María Elena Ríos fue atacada con ácido el 9 de septiembre de 2019, por Ponciano y Rubicel “N”, quienes acudieron al domicilio de la mujer y con el pretexto de pedir sus servicios como gestora de pasaportes, le rociaron ácido.

El ataque contra María Elena Ríos se habría dado por órdenes del ex legislador del PRI, Juan Antonio Vera Carrizal, que les habría pagado 30 mil pesos por el ataque.

En diciembre de 2019 Ponciano “N” fue detenido. Días después se detuvo a su hijo. El primero había trabajado en una de las gasolineras de Juan Antonio Vera Carrizal, como constructor. Según El Universal, desde que entró al penal de Tanivet su salud comenzó a empeorar.

Ponciano “N” murió el pasado 2 de abril en una cárcel de Tanivet, en la región de Valles Centrales de Oaxaca.

El agresor padecía diabetes, era de la tercera edad y sufrió un infarto..

Al sujeto le esperaba una condena de 40 años de prisión por el delito de feminicidio en grado de tentativa.