27 de octubre de 2021 | 00:11
Guerrero

Angélica, la niña indígena víctima de la venta de mujeres en Guerrero

Angélica fue víctima de la compra-venta de mujeres en Guerrero para un matrimonio forzado cuando tenía 11 años; estuvo presa tras denunciar un intento de violación
Mujeres de Guerrero
Compartir en

México.- Hace unos días se dio a conocer el caso de Angélica, una niña indígena que fue víctima de la compra-venta de mujeres en Guerrero cuando tenía 11 años de edad para un matrimonio forzado.

La historia de la niña Angélica se conoció luego de que, recientemente, la adolescente estuvo presa por 11 días tras huir de un intento de violación por su “suegro”.

La policía comunitaria detuvo a Angélica porque el hombre le exigió junto a su familia, los 120 mil pesos que pagó por ella hace 4 años.

Este caso regresó al debate público la compra-venta de mujeres en Guerrero, el matrimonio forzado de niñas, la violencia sexual y la violencia contra la mujeres en esta entidad.

Angélica fue vendida por su familia por 120 mil pesos

Angélica, quien cuando fue víctima de la compra-venta de mujeres era una niña indígena de 11 años, ahora es una adolescente que estuvo presa junto a su abuela y hermanas en Guerrero.

Hace 4 años, el papá de la niña Angélica la vendió por 120 mil pesos a una familia con un niño de 12 años para que se casaran; a ella la enviaron a Michoacán donde trabajó como jornalera mientras ellos cobraban su salario.

Sin embargo, cuando regresó a Guerrero, Angélica fue víctima de varios intentos de abuso sexual por parte de su “suegro”, por lo que la adolescente decidió huir a casa de su abuela.

La familia del “novio” la mantenía contra su voluntad en una casa de la comunidad Dos Ríos, situada en el municipio de Cochoapa el Grande, en la montaña alta de Guerrero.

Angélica presa tras huir por intentos de abuso sexual

De acuerdo con medios locales que reportaron la historia de Angélica, la adolescente se defendió de ser violada en cuatro ocasiones por su “suegro”, con quien era obligada a vivir desde que “su esposo” se fue a Estados Unidos.

La niña indígena huyó a casa de su abuela de 70 años y por eso, el hombre pidió a la Policía Comunitaria que la detuvieran pues había un matrimonio que les costó 120 mil pesos.

La Policía Comunitaria detuvo a Angélica junto a su abuela y sus tres hermanas menores pues la condición era regresar los 120 mil pesos que esa familia había pagado.

Además de toda esta violencia, se informó que la mamá de Angélica fue agredida por la Policía Comunitaria cuando visitó a su hija y por lo que le ocasionaron un aborto espontáneo.

La liberación de Angélica en Guerrero

El pasado 10 de octubre, la niña Angélica junto a su abuela y hermanas, fue liberada tras la intervención en el caso de organizaciones defensoras de derechos humanos en Guerrero.

Por su parte, la Fiscalía General del Estado (FGE) indicó que abrió una carpeta de investigación por los delitos cometidos contra la niña indígena bajo el argumento de “usos y costumbres”.

Y aseguraron que investigan los casos de matrimonio forzado y la compra-venta de mujeres y niñas en la entidad, que sigue siendo una constante.

La Comisión Estatal de Derechos Humanos explicó que en zonas de Guerrero la compra-venta de mujeres se normaliza y hace referencia a prácticas ancestrales de acuerdo a los “usos y costumbres”.

Exigieron justicia para Angélica y su familia, incluído el delito de aborto y la privación ilegal de la libertad de su abuela y hermanas.