Estados

Detectan posible caso de coronavirus en estudiante chino que llegó a Michoacán

La muestra del posible portador ya fue enviada a la Ciudad de México (CDMX) para su análisis.Secretaría de Salud de Michoacán.

El estudiante llegó a Michoacán proveniente de su natal China hace días y comenzó a presentar los síntomas sospechosos de la enfermedad.

México.- La Secretaría de Salud de Michoacán detectó un caso sospechoso de coronavirus en un estudiante chino que llegó a dicho estado en un vuelo desde su país natal hace 10 días. 

En un comunicado, la dependencia estatal informó que fue el propio ciudadano originario de China quien acudió ante las autoridades sanitarias, luego de sufrir de presentar algunas de las molestias señaladas como como probables síntomas de la enfermedad

Personal de epidemiología y del Laboratorio Estatal de Salud Pública realizó la toma de muestra del paciente para su análisis y envío el reactivo al Instituto Nacional de Referencia Epidemiológica (INRE), para determinar o descartar que se trate del coronavirus

En tanto, al posible portador se le hicieron recomendaciones de prevención conforme al protocolo establecido para este tipo de casos. Además, la autoridad estableció una ruta de seguimiento de las personas con las que ha entrado en contacto desde el día de su arribo de China.

El organismo a cargo de atender la actual contingencia por el posible arribo del coronavirus a Michoacán es el Comité Estatal de Seguridad en Salud, conformado por representantes del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y personal de la propia secretaría de Salud estatal. 

Hasta el momento se han detectado otros cuatro casos sospechosos de coronavirus en México: uno ya fue descartado en Tamaulipas y los otros tres son una familia de Jalisco.. Las muestras de éstos últimos también se encuentran "en procesamiento". 

El nuevo tipo de coronavirus se gestó en la ciudad de Wuhan, China, hacia finales del 2019. La alarma internacional obedece a que su configuración biológica no es conocida por la comunidad científica original, por lo que su tratamiento y prevención se encuentran apenas en fases de desarrollo.