Luego de que el gobierno de la CDMX construyera una maqueta del Templo Mayor conmemorativa por los 500 años de resistencia indígena, ésta ha recibido numerosas críticas en redes sociales.

Una gran cantidad de las críticas recibidas giran en torno a que, según los usuarios, el gobierno destinó recursos para la construcción de la maqueta, pero no a restaurar el verdadero Templo Mayor.

Cabe destacar que la techumbre de la Casa de las Águilas colapsó a finales de abril debido a una granizada.

En tanto que la maqueta del Templo Mayor fue montada en el Zócalo capitalino, a tan solo unos metros de la pirámide prehispánica.

Críticas a la maqueta del Templo Mayor

El director de Análisis y Propuesta de la COPARMEX, Alan Adame, señaló que los funcionarios de la 4T pretenden enaltecer la historia con una pirámide de cartón, pero no reparan el verdadero Templo Mayor.

“Así el pan y circo de AMLO”, dijo.

[object Object]

Otro de los que no dudó en sumarse a las críticas fue el diputado electo Gabriel Quadri, quien se refirió a la maqueta como “ridícula y patética”.

Mientras el verdadero patrimonio histórico de la ciudad, afirmó, languidece en el abandono y el vandalismo.

[object Object]

Por su parte, Chumel Torres bautizó a la maqueta como la “Estela de Luz” de la 4T, en alusión a la construcción realizada por el expresidente Felipe Calderón.

Se realizan trabajos de protección de vestigios del Templo Mayor tras colapso de techumbre: INAH

Luego del colapso de la techumbre de la Casa de las Águilas del Templo Mayor, los trabajos no se han detenido.

Así lo informaron la Secretaría de Cultura y el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), a través del Museo del Templo Mayor (MTM).

El INAH en conjunto con las otras dependencias señaló que actualmente se realizan labores conjuntos de diversos especialistas para la protección adecuada de los pisos, banquetas y murales polícromos, con el fin de realizar el retiro de la techumbre colapsada.

En este sentido, la jefa de Restauración del MTM, Mariana Díaz de León, destacó la importancia de realizar la protección de los vestigios antes de cualquier manipulación de remoción de la techumbre.

Por lo que el diseño de dicha protección, permitirá el monitoreo constante de los elementos arqueológicos del Templo Mayor, agregó.

La funcionaria aclaró que desde el colapso de la techumbre del Templo Mayor, el gobierno ha trabajado en la conservación y cuidado de las estructuras.

Finalmente, Díaz de León sostuvo que la techumbre, de casi 60 toneladas, será removida por secciones debido a su gran peso.

En su lugar, se colocará un techo provisional mientras se realiza la conclusión del diseño y fabricación de la estructura definitiva, añadió.