Mientras que Jorge Salinas desea con todas sus fuerzas que se dejé de hablar de su supuesto amorío con su nutrióloga, Chisme No Like buscó a una de sus exparejas para preguntarle su sentir.

Javier Ceriani, de 51 años, y Elisa Beristain, de 50 años, se pusieron en contacto con la actriz y empresaria Adriana Cataño para hablar de la infidelidad de Jorge Salinas.

Y es que en el pasado, Adriana Cataño, de actualmente 53 años de edad, tuvo un romance con Jorge Salinas, de 54 años de edad, el cual no prosperó, pero sí tuvo consecuencias.

Ambos se convirtieron en padres de una niña, a quien el actor no quiso reconocer hasta varios años después.

[object Object]

Adriana Cataño se niega a opinar sobre infidelidad de Jorge Salinas

Por lo que hoy que Jorge Salinas reconstruyó su relación con su hija Gabriela Cataño, de 26 años de edad, y con la mamá de ésta, Chisme No Like se interesó en Adriana Cataño.

No obstante, la actriz asegura que el tema no le incumbe y que solo tiene cosas positivas que decir del papá de su hija.

“Qué Dios bendiga al papá de mi hija, le deseo todo lo mejor del mundo, a él, a sus hijos, a su esposa, a los hermanitos de Gaby pero no voy hablar de ese tema”

Adriana Cataño

Asimismo dejó claro que no hablará del sonado tema debido a que es una dama y una mujer muy educada pero sobre todo porque no le compete.

Por lo que un poco decepcionados, los anfitriones del programa de espectáculos le agradecieron haberles tomado la videollamada.

Jorge Salinas y Adriana Cataño tuvieron un romance

En la década de los 90`s Jorge Salinas y Adriana Cataño tuvieron un romance, el cual no duró mucho.

De aquella relación nació Gabriela Cataño, la primera hija del actor, quien se tardó años en reconocerla.

Esto porque cuando la actriz le anunció su embarazo al actor, él no le creyó e incluso dudó de ser el padre, por lo que sin más dejó de hablarle.

Poco tiempo después, Jorge Salinas se casó por lo que Adriana Cataño volvió a buscarlo para pedir que reconociera a su hija y se hiciera cargo, pero él nuevamente se negó.

Por ello la actriz le demandó la pensión alimenticia y aunque esto lo ofendió mas tarde recapacitó y decidió reconocer a su primogénita.