Aunque Gabriel Soto e Irina Baeva han negado en las últimas semanas estar separados, el periodista de espectáculos: Alex Kaffie los echa de cabeza.

De acuerdo con el llamado ‘villano de los espectáculos’, Gabriel Soto, de 47 años de edad, e Irina Baeva, de 30, rompieron su compromiso hace dos meses luego de que el actor cancelará de nueva cuenta su boda.

En aquel momento, Irina Baeva aseguró que no se casaban porque su familia no habría podido viajar de Rusia a México, pero esto no habría sido del todo verdad...

Irina Baeva y Gabriel Soto

Irina Baeva habría arañado a Gabriel Soto tras acabarse el amor

Gabriel Soto canceló la boda, esto causó que Irina Baeva perdiera el control y se lanzará contra el actor quien por esos días llegó con la cara rasguñada a las grabaciones de “Mi camino es amarte”, su nueva telenovela.

La producción de Nicandro Díaz notó que algo ocurría con Gabriel Soto puesto que sus heridas tuvieron que cubrírselas por días con mucho maquillaje.

Gabriel Soto

Gabriel Soto e Irina Baeva fingen estar juntos para no arruinar el estreno de Mi camino es amarte

Debido a que Gabriel Soto acaba de iniciar telenovela, tanto él como Irina Baeva mantendrán oculta su separación a fin de no pegarle a “Mi camino es amarte” así como evitar un duro golpe a su reputación.

Esto principalmente porque la televisora a la que pertenecen apoyó su romance el cual comenzó de una forma polémica ya que estaban juntos cuando Gabriel Soto aún vivía bajo el mismo techo que Geraldine Bazán, de 39 años de edad.

Lo que explica por qué sus fans los sintieron falsos cuando Irina Baeva presumió en redes sociales el detalle romántico con el que su novio la recibió y aún así no han publicado fotos ni se han dejado ver juntos.

Irina Baeva presume detalle romántico de Gabriel Soto

Según Alex Kaffie, el detalle fue una coreografía para callar rumores, ¿qué sigue ahora? Gente sospecha que la empresa les pagará un viaje “romántico” con el que derribarán rumores a como dé lugar.

Es bien sabido que pareja, cuya relación pende de un hilo, se va de viaje para reconquistarse. Será cuestión de tiempo para descubrir si nos equivocamos o no.