18 de septiembre de 2021 | 15:51
Diversidad

Nueva Zelanda prohíbe la terapia de conversión

La ley ahora castigará hasta con cinco años de prisión, la terapia de conversión.
LGBT
Compartir en

En Nueva Zelanda se está postulando una ley la cual castiga con hasta cinco años de prisión la terapia de conversión.

Y es que esta nueva ley prohíbe cualquier intento de cambiar la identidad de género, expresión de género u orientación sexual de una persona.

Nueva Zelanda postula ley contra la terapia de conversión

De acuerdo con ‘PinkNews’, la ley presentada este viernes 30 de julio, indica que la persona que impida la toma de decisiones mediante la terapia de conversión será castigada.

El castigo para estas personas será de tres años, y si la terapia de conversión causa un ‘daño grave’, la sentencia se incrementará hasta cinco años.

Y es que el ministro de Justicia de Nueva Zelanda, Kris Faafoi, señaló que esta práctica puede llegar a causar problemas en la salud mental como:

  • Depresión
  • Vergüenza
  • Prejuicios
  • Pensamientos suicidas

Además el ministro refirió que la terapia de conversión es un práctica basada en una falsa creencia, por lo cual, no tiene lugar en la modernidad.

Pues este método se sustenta en la “falsa creencia” de que la orientación sexual, la identidad de género o la expresión de género de cualquier persona “está rota y necesita ser arreglada”.

Activistas enuncian problemas con la Ley en contra de la terapia de conversión

Sobre esta ley contra la terapia de conversión, la cual se espera sea aprobada sin mayores complicaciones, los activistas han expresado algunas preocupaciones por su redacción.

Esto debido a que el término “daño grave” dicen es problemático, pues infiere que si el daño causado con la terapia de conversión no es grave, no sería considerado.

Y dijeron que para los sobrevivientes de la práctica, probar que sufrieron un daño que debe considerarse como “grave”, sería complicado.

Finalmente, también se mencionó que la redacción en la ley requiere que los sobrevivientes demuestren la “intención” de la persona u organización que los sometió a la terapia de conversión .