18 de enero de 2022 | 22:53
Diversidad

Ghana criminalizaría a población LGBT con proyecto de ley

Un nuevo proyecto de ley en Ghana condenaría hasta con 10 años de prisión a las personas LGBT
Pareja gay
Compartir en

El parlamento de Ghana ha presentado un proyecto de ley que busca criminalizar a la población LGBT, desatando furia y temor.

La propuesta establece hasta 10 años de cárcel a las personas LGBT de Ghana, así como para los grupos e individuos que defienden los derechos de esta población.

“La comunidad está impactada por lo amplio que es. La gente incluso tiene miedo de salir ahora”

Danny Bediako, activista.

En este último grupo se incluyen a los que demuestran simpatía, ya sea social o médica a la población LGBT de Ghana.

Además, una supuesta copia filtrada del proyecto de ley que ya ha sido tomada como auténtica por diplomáticos de Ghana, propone someter a los intersexuales a una cirugía.

Esta, de “realineación de género”, es la que más indignación ha causado. No obstante, Nana Akufo-Addo, presidente de Ghana, apoya el proyecto de ley.

Reaccionan a proyecto de ley en Ghana

Un nuevo proyecto de ley en Ghana, convertiría en ilegal ser parte de la población LGBT, así como simpatizar con ellos.

Al respecto, Sam Nartey George, un parlamentario de Ghana que describió los derechos de los homosexuales como una “perversión”, escribió en Twitter:

“La homosexualidad no es un derecho humano. Es una preferencia sexual. Pasaremos este proyecto de ley”

Sam Nartey George.

En consecuencia, diplomáticos extranjeros han expresado preocupación por el proyecto de ley de Ghana, confesando estar atónitos por su contenido.

Y es que desde enero, grupos desde políticos hasta periodistas, líderes civiles y religiosos, han liderado una condena a los derechos LGBT en Ghana.

“No puedo creer que hayamos llegado a este punto en el que quieren criminalizar todo y a todos, incluida la existencia de aliados, personas intersexuales y asexuales”

Nana Ama Agyemang Asante, periodista.

Otro último punto preocupante es que promueve las terapias de conversión al permitir sentencias flexibles para una persona LGBT que solicite tratamiento.