Diversidad

Encarcelan a influencer por hablar de derechos LGBTI; fue sometido a prueba anal

Mohamad al-BokariFacebook

A pesar de que los exámenes anales para "comprobar" la orientación sexual son considerados tortura, aún se practican. 

Mientras que en algunos países las leyes avanzan para garantizar el acceso de las personas LGBTI a todos los derechos civiles, en otros la situación sigue estancada e incluso retrocede; un ejemplo de ello es Arabia Saudita, en donde fue encarcelado un influencer gay sólo por hablar del tema.

Tras huir de Yemen en busca de un mejor futuro debido a que la homosexualidad es penalizada en su país, Mohamad al-Bokari llegó a Arabia Saudita a mediados de 2019 y se mantuvo viviendo ahí como inmigrante indocumentado hasta que hace unos meses comenzó a ser perseguido por las autoridades e incluso fue sometido a una prueba anal

El 8 de abril, Mohamad fue arrestado por haber publicado en Twitter un video donde defiende los derechos de gays, lesbianas, bisexuales y trans. Todo comenzó cuando un seguidor le preguntó que pensaba sobre las relaciones entre personas del mismo sexo, y el joven respondió que “todas las personas deberían tener los mismos derechos”.

"Toda persona tiene derechos y debería poder practicarlos libremente, incluidas las personas homosexuales"
Mohamad al-Bokari

Por sus declaraciones. Mohamad fue detenido y torturado bajo la acusación de haber publicado un video que contiene "referencias sexuales" que "violan el orden público y la moral".

Tras la detención, la organización Human Rights Watch acusó a la policía de haberlo sometió a un examen anal forzado para determinar si era homosexual, una práctica que aún se aplica en algunos países, pese a no tener base científica y ser considerada internacionalmente como una forma de tortura y agresión sexual.

Aun con los esfuerzos de activistas que exigieron su liberación inmediata , el pasado 20 de julio, Bokari fue sentenciado pasar 10 meses de prisión, una multa de 56 mil pesos (10 mil riyals) y la deportación por "violar la moral pública", "promover la homosexualidad en línea" e "imitar a las mujeres".