Paola Rojas y los arrogantes fantoches

Paola_Rojas656
Paola Rojas MISAEL VALTIERRA / CUARTOSCURO

“Cállese perra”, le dijo el oficial de tránsito

fantoche
Del fr. fantoche.
1. m. Persona grotesca y desdeñable.
2. m. Sujeto neciamente presumido.
3. m. Persona vestida o maquillada de forma estrafalaria.
4. m. Muñeco grotesco frecuentemente movido por medio de hilos.
RAE

Ciertamente no se trataba del presidente López Obrador. Yo a cada rato le cuestiono —lo más objetivamente posible— un montón de posturas, acciones y decisiones, pero exhibirse en las vías públicas como potentado influyente no es una de ellas. Descartemos también a la jefa de gobierno de la CDMX; puede tener otras, pero no esas malas mañas. Preguntemos, entonces, ¿para quién, que circulaba ayer por las transitadas calles de Chapultepec y Florencia en una camioneta color negro con placas NDK1653, ameritaba cerrar el tránsito vehicular y desquiciar más a nuestra ya de por si caótica Ciudad capital?

El hecho es que la periodista Paola Rojas publicó en su cuenta de Twitter ese asunto que le costó que uno de los oficiales de tránsito, que cerraban esas vialidades, le respondiera con un “cállese perra”. Siendo sinceros, ella también, de una manera bastante alzadita y extralimitada —supongo por la impaciencia—, le preguntó de modo sarcástico: "¿ya pasó el funcionario?". En mi opinión, Rojas no debió cuestionar así al oficial; aunque, por supuesto, el policía debe ser amonestado por contestarle de la manera como lo hizo.

Una amonestación, diría yo, si después de la investigación dan con él (es que en el video solo se le ve la espalda al oficial). Pero hasta ahí. Ojalá a las autoridades de la CDMX no se les ocurra despedirlo, pues al fin y al cabo el individuo en cuestión únicamente cumplía con las instrucciones superiores de cerrar el tránsito, aunque es cierto que el intercambio con la ciudadanía nunca de los nuncas debe ser en ese tono. Pero, bueno, ya los directivos del gobierno de la Ciudad decidirán qué procede.

Pero la verdadera utilidad social de este penoso episodio, que sin duda cualquier chilango que se digne de serlo ha experimentado en carne propia, es que las autoridades lograrán explicar de qué se trató dicho operativo (¿quién circulaba? ¿Un funcionario? ¿Diplomático? ¿Empresario? ¿Exiliado?).

Digo, eso si la 4T, Morena, AMLO y Sheinbaum quieren realmente diferenciarse —al menos en eso— de administraciones anteriores.

Y si no hubo justificante para cerrar las calles, que exhiban, primero, al servidor público (hombre o mujer) que mandó parar el tráfico para, segundo, ese otro sujeto —fantoche— neciamente presumido.

0
comentarios
Ver comentarios