Columnas

Ganadores y perdedores con la decisión del INE sobre México Libre

Felipe CalderónCuartoscuro

Esta decisión del Instituto es tan solo una primera manzana envenenada de las muchas que vendrán contra la 4T.

“Mientras se gana algo no se pierde nada.”
MIGUEL DE CERVANTES

Habían iniciado los festejos y el mismo Felipe Calderón adelantó darle las gracias a doña Margarita Zavala por todo el apoyo y trabajo realizado para que se lograra el registro de México Libre. Pero la votación de los consejeros del INE les resultó adversa: 4 votos a favor y 7 en contra, incluyendo el de Lorenzo Córdova, consejero presidente del órgano. La decisión del órgano electoral incendió las redes sociales apoyando o defenestrando a Calderón y a Córdova; sin lugar a dudas el tuit que mostró el peor de los enojos fue el del ex presidente dirigido a la cabeza del INE.

Mientes @lorenzocordovav . Nuestros donantes están todos y cada uno perfectamente identificados. Lo sabes, lo ocultaste. Es un día de vergüenza para ti, para el @INEMexico y para la memoria del gran Arnaldo, al que avergonzaría tu decisión. https://t.co/kI7950kkXB

— Felipe Calderón (@FelipeCalderon) September 5, 2020

Los invito, sin embargo, a que no nos apresuremos a decir que el nuevo gran amigo del presidente AMLO es Lorenzo y que con eso habrá perdido la democracia, el país, o que el Instituto ha traicionado a la ciudadanía y en particular a los amplios esfuerzos por conformar un nuevo partido.

Sé que muchos de los críticos de Morena y del régimen lopezobradorista dirán que precisamente eso es lo que este asunto significa, pero, verán ustedes, yo en este caso voy a discrepar con tal lectura, pues para mí que el gran ganón con esta decisión fue el INE. Aquí mi argumentación:

Hasta este momento, ¿cuál ha el rival del Instituto? La respuesta es: la 4T. Ha existido una pugna soterrada entre López Obrador y Córdova. Más de una vez han sido antagonistas en las decisiones de procesos, donaciones y —la última— en si las mañaneras se pueden escuchar o no durante en el inminente periodo electoral de Hidalgo y Coahuila.

Al negarle el registro a México Libre, el Instituto Nacional Electoral manda la señal a todas las huestes de Regeneración Nacional de que sí es independiente y de que no está al servicio de Felipe Calderón, como todo ese segmento de la población afirmaba.

Adicionalmente, Lorenzo Córdova recobra liderazgo, conducción y poder de aglutinamiento en el SENO del Consejo General que él preside. Ha congraciado y unificado a los nuevos consejeros con los viejos en torno a su persona en una misma resolución.

Sale victoriosa también la derecha no calderonista, específicamente el PAN. La razón también es sencilla: el INE le ha negado la entrada a su competencia directa por lo votos de derecha y centro-derecha. La oposición a Morena y a la actual administración se aglutinará ahora más fácilmente en torno a Acción Nacional, cosa que con más partidos se hubiese pulverizado. Hasta allí.

No nos confundamos, no obstante, esta decisión del Instituto es tan solo una primera manzana envenenada de las muchas que vendrán contra la 4T. Esto es, en un futuro cercano terminarán perdiendo Morena y AMLO, ya que el INE —habiendo recobrado su autonomía en la opinión pública con respecto a la ex pareja presidencial— lo logrará hacer también en relación al régimen actual y el partido en el poder. Si a partir de ahora la autoridad electoral determina que procede una sanción en contra de Morena, que son válidos unos resultados que no le favorecen a ese partido o dictamina cualquier resolución de cualquier tipo al respecto de la elección de la dirigencia de Morena, ¿cómo podría López Obrador acusar al INE y a Lorenzo Córdova de que están favoreciendo a la oposición? Así, el Instituto Electoral y su cabeza lograron más independencia con relación a TODOS los jugadores políticos, no solo con respecto a uno en particular.

Ahora bien, como lo publiqué el jueves pasado en El Heraldo de México, habría pros y contras de esta decisión sobre el partido neonato también para Felipe Calderón. Al momento, los perdedores o sacrificados son sin duda el ex presidente, Margarita Zavala y todos los que hubiesen conformado a México Libre. Habrá que ver, sin embargo, si el TEPJF revierte la decisión del Instituto Electoral o no, para conocer a plenitud la estrategia que seguirán dichos actores políticos. Si el Tribunal Electoral cambia el sentido de la votación del INE, tocará el turno a este órgano de ser criticado por el lopezobradorismo (pues hasta hoy se ve más bien como apéndice de la administración federal). Si apoya lo dicho por el INE, el partido de Margarita y Felipe definitivamente no alcanzará a estar en las boletas el próximo año, y tampoco significará una fuente de financiamiento. Pero sí será la base sobre la que Calderón pueda comportarse como víctima de la otra mafia del poder y emular a YSQ (¿ya no podemos llamarlo por su nombre, marca registrada?). Andrés Manuel, con las elecciones del 2006 —y luego también en repetidas ocasiones— dijo que el INE, antes el IFE, era tramposo y corrupto, y de ahí nació su interés de destruir la institución. Lo cierto es que lo que tanto criticó, le dio la fuerza necesaria para que un mayor número de personas creyeran en él, especialmente en las pasadas elecciones del 2018.

Si no se le da el registro a México Libre, Calderón puede seguir la misma ruta que el macuspano (leyendo sus furibundos tuits va bien encaminado). Enojarse con el INE, llamarlo corrupto y cooptado, además de volverse LA víctima del sistema.

Finalmente, hay que decir que la decisión de Lorenzo Córdova, incluyendo dar la explicación de su voto, no fue a la ligera ni sencilla. Tuvo que sopesar las razones, los procesos y no se olvide: todo responde a la naturaleza de la política. Empezando por que Lorenzo terminará su periodo un año antes de que se celebren las elecciones del 2024; mientras tendrá que navegar las revueltas aguas políticas del 2021 y, lo que es peor, las de lograr una encuesta para elegir la nueva dirigencia de Morena. Y si buen las elecciones intermedias en cualquier sexenio tienden a ser sosas y sin lograr mayores aspavientos, las del 21 pintan ser todo lo contrario.

¿Tendremos nuevos partidos para competir?, ¿podrá mantener Morena su mayoría en la cámara legislativa?, los dimes y diretes entre el INE y el TRIFE ¿cómo impactarán las elecciones?, ¿la decisión de Lorenzo hará que los chairos y derechairos cambien su opinión? Señores y señoras, el juego electoral del 21, acaba de iniciar.