Rascándole los huevos a Peña, Vargas, Lozano, Aristegui, Anahí, AMLO y hasta a la Policía Federal

Con motivo del elevado precio del huevo, aquí presento un resumen político de unos días muy pasados de blanquillos, acompáñeme…

Huevos revueltos.

Tras el cúmulo de evidencias acerca de los torrentes de dinero detrás del triunfo del PRI, a los magistrados del TRIFE sólo les queda pedir más tortillas para entrarle con todo a este platillazo, sin embargo está visto que ya hubo PAN de por medio, por lo que lo más seguro es que encarguen un Peña-fiel, a la costumbre de la justicia electoral mexicana en donde por más pruebas que tengan a la vista, la verdad es que hablando de huevos, dichas pruebas se las pasarán por el arco del triunfo de donde cuelgan no un par sino muchos huevones, magistrados.

Huevos a la michoacana.

Míticos blanquillos que sólo pueden ver los fieles que tengan demasiada fe, platillo típico de la comunidad La Nueva Jerusalén, Michoacán, lugar en el que para degustar estos huevos será necesario invocar también “El Nuevo Milagro de la Multiplicación de los Panes”, pues con tal cantidad de comida (imaginaria), habrá que buscar cómo acompañarla. Por cierto también se vislumbra “El Nuevo Pasaje del Buen Samaritano”, el cual correrá a cargo de la Policía Federal quien ya prepara las tanquetas listas para disparar potentes chorros de agua para desalojar a los ridículos fanáticos.

Machaca y ¡sin huevos!

Joaquín Vargas le puso demasiada machaca, mucha “carnita” mediática esta semana al asunto MVS-Gobierno Federal, pero lo único que demostró es que a la hora de la hora, se le olvidaron los huevos. Curiosamente este enredo de medios y poder, mostró eso sí, a diferencia de Vargas, una sobrada cantidad de testosterona en Carmen Aristegui, periodista con demasiados y bien puestos de esos que le faltaron a su jefe a la hora buena, cuando, más allá del asunto comercial Vargas tuvo que haber actuado como corresponde ya no a un empresario, sino a un caballero para defender a una dama como Aristegui, la cual estaba siendo amenazada por dos funcionarios que la verdad, ¡se pasaron de huevos!: HuevonSOTA y Javiegg Lozano.

Huevo Kínder ¡sorpresa!

Estos huevos son la versión moderna de aquel dicho también culinario pero aplicable a cuantos sucesos inevitablemente fatales hay en la vida, el famoso “ese tamal ya está envuelto”; pues bien sucede que el gobernador electo de Chiapas, Manuel Velasco y la actriz Anahí comienzan a salir a escena en las revistas del corazón, no para comunicar su amor, no, más bien para recorrer ese “empedrado” camino hasta Los Pinos en el 2018; cita con la historia en la que seguramente estos jóvenes ya vendrán envueltos en una capa de dulce chocolaTV para que los mexicanos no podamos resistirnos a su sabor, y así descubrir en el fondo de esa dulzura, un par de muñequitos con el que jugarán otra vez con todos nosotros. Lo dicho “esos muñecos ya están envueltos” en un huevo de chocolaTV. ¿Sorpresa?

Huevos a la albañil.

La resolución del TRIFE quizá ya no es tan importante para la izquierda mexicana como lo que sucederá después. Capital político lo tienen, posiciones también, faltaría solamente una verdadera unidad entorno a sus liderazgos, pues tienen todo para construir --cual buenos albañiles-- una candidatura ganadora para este 2018, siempre y cuando hagan las cosas bien y tengan la suficiente humildad que suelen tener los trabajadores de la construcción --que por cierto siempre le echan muchos huevos--, para asesorarse con personas de calidad en el círculo cercano al candidato que elijan, personas creativas, honorables y por supuesto ¡con huevos! Así que para la izquierda mexicana valdrá más levantar una pared a huevo, que destruir unos cimientos nomás por sus huevitos.

 

Eric Fernández.

@fdezeric

0
comentarios
Ver comentarios