Once Varas. Quedó pendiente una boda

Coronavirus pone al borde de la ruina a la industria de las de bodas
Coronavirus pone al borde de la ruina a la industria de las de bodasUnsplash

No están prohibiendo los enlaces matrimoniales,

 

Quedó pendiente una boda
​En la ciudad de Reynosa
​Se andaban matrimoniando
​Chayo y Homero Hinojosa
Quedó Pendiente Una Boda / Los Humildes

 

Antes que amanezca debo de aclarar que el alcalde “independiente” de San Pedro Garza García, Nuevo León, Miguel Treviño de Hoyos no es santo de mi devoción, cosa que no creo que le quite el sueño ni el hambre al señorito.

Pero de ahí a echarle a él la culpa y cargarle los apodos baratos de “El Matabodas” Treviño, o “El Cazafiestas” Treviño, como lo publica hoy el periódico El Horizonte

Aparte de mal gusto, lo único que demuestra el columnista es su desconocimiento de la ley: El Registro Civil, que es quien administra las bodas en este estado y en todos los estados de la federación mexicana, depende de la autoridad estatal, no de ninguna alcaldía.

Así, no están prohibiendo los enlaces matrimoniales, que se pueden celebrar en una ceremonia “íntima” ante un juez civil, sino ante la pandemia, el alcalde de San Pedro, como deberían de hacerlo en todos los municipios, lo que está prohibiendo (y no él, sino su cabildo) es la reunión multitudinaria.

Pero el problema de fondo no es eso, sino que no nos estamos tomando en serio el peligro del SARS-CoV-2 o Covid-19 o coronavirus y la facilidad de su propagación, precisamente en eventos masivos ¡como las bodas!

La columna de El Horizonte “amenaza” con que los novios se van a ir a celebrar sus bodas a otras partes.

Y yo le creo, porque detener suicidas, nunca ha sido fácil.

O podemos cambiar el clásico “y vivieron felices para siempre…” por un “sí se murieron, pero con una sonrisa de oreja a oreja…”

 

¿QUÉ PASA EN LA SCT?

Lo único que queda claro, con los últimos eventos en la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, que encabeza el inefable Javier Jiménez Espriú, es que, como se dice vulgarmente, “les gana el desmadre”.

Si allá en Baja California por poco y les agandallan un tramo de autopista de cuota, acá en la rúa Monterrey-Nuevo Laredo, de la noche a la mañana, los agandallados fuimos los usuarios, y nos recetaron una nueva caseta, nada más por sus pistolas y un aumento de 109 pesos de peaje, con lo cual el costo por traficar por ahí subió de 279 pesos a 388 pesos y sin decir agua va.

¿Y a qué horas se impondrá la sana autoridad?

[email protected]

@obedc

0
comentarios
Ver comentarios