Una lástima el linchamiento de los obradoristas

El pasado día domingo 5 de agosto del presente año, iba pasando por el campamento de los "Yo Soy 132" en el zócalo y se me ocurrió detenerme a conocer sus propuestas y la forma de participación de las personas que ahí se encontraban, grande fue mi sorpresa en los minutos posteriores a mi estancia en ese sitio.

 

Las participaciones al principio me parecieron muy interesantes y sensatas, respetando la idea de la lucha por la democracia sin colores de partidos, la gente ahí presente escuchábamos extasiados, pero comenzó mi descontento cuando las personas que posteriormente participaron al frente en el micrófono empezaron a hablar de la lucha solamente a favor de López Obrador, poniéndolo en un nicho, consagrándolo como un santo, como un dogma, traicionando la consigna de la lucha apartidista que muchas personas tratamos de enarbolar.

 

Sin dudar un minuto, decidí pedir la palabra y dar mi opinión, que supe a mas de uno le parecería incómoda. Hablé de la importancia del movimiento, de lo importante que es respetar lo que pregonamos los estudiantes, de no caer en mesianismos, de no apoyar a López Obrador (sería traicionar a los millones de personas que no lo apoyan, pero sí apoyan la construcción de una verdadera democracia), de no ser fanáticos al estilo futbolero, de tener claro que la democracia no la construye un hombre, en fin, fui crítico para con el sistema y nuestra complacencia con él. Supe que a la mayoría de los hombres y mujeres que me escucharon les incomodé, lo sé porque me abuchearon y corearon el nombre de Andrés Manuel; lo sé porque una persona me sacó de ahí (respetuosamente, obvio) para no calentar más el ambiente con las palabras contra los políticos que representan la mayor escoria del país, incluido AMLO; lo sé porque también recibí felicitaciones por mis palabras sin pelos en la lengua, y créanme, no es vaniloquio ni apología a mi persona, sólo sé que hice lo correcto al dar un punto de vista diferente al de los demás.

 

Pero me surge una gran duda: ¿Sigue siendo el Yo Soy 132 un movimiento apartidista?, espero sea así, porque de lo contrario sería una lástima perder a uno de nuestros grandes movimientos populares.

 

Mi twitter @Con_adrian para cualquier comentario.

0
comentarios
Ver comentarios