Calderón viola la ley electoral; @lydiacachosi le inventa a @LVidegaray y más

Y nada, que la periodista Lydia Cacho (@lydiacachosi) dio la gran nota en Twitter: que Luis Videgaray (@LVidegaray), coordinador de la campaña de Enrique Peña Nieto, (@EPN)  fue el verdadero autor (“escritor fantasma”, le llamó ella) del libro del candidato presidencial del PRI México, la gran esperanza.

 

Una periodista prestigiada y galardonada internacionalmente tuvo que haber presentado pruebas sólidas de que Videgaray fue el que redactó la obra, ¿o no? Pues no.

 

Doña Lydia simplemente dijo eso, supongo que convencida de todos estamos obligados a creerle: “Autor del libro de EPN: Luis Videgaray Caso estudió en ITAM, DR en Economía MIT, editó y entregó a editorial”.

 

Peor todavía: Días de antes de haber comentado lo anterior la señora Cacho había “informado”, también en Twitter, otra cosa: que había sido un “alumno” del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) el autor del libro de Peña Nieto: "#Nomasplagio:El libro de Peña Nieto es muy bueno, su autor es un alumno del ITAM, otro escritor fantasma sin gloria".

 

Hay que destacar que Luis Videgaray no es un “alumno” del ITAM. Lo fue, hace algunos años. Pero, en cuanto se graduó, dejó de serlo.

 

Supongo que el economista Videgaray es capaz de escribir un libro “muy bueno”, por usar la expresión de Lydia Cacho, pero resulta por lo menos irresponsable atribuirle la autoría del de Peña Nieto sin contar con la menor evidencia de ello.

 

Doña Lydia, desde luego, no es la única inventora en este 2012.

 

Otro es Francisco Garfias, quien publicó en Excélsior, citando a su vez a una comentarista de Radio Fórmula, la famosa Maxine Woodside, que Andrés Manuel López Obrador está gravemente enfermo ya que, dicen que dijo un doctor al que se le pasaron los tequilas (¡eso dijeron!), tiene diabetes y le está fallando un riñón.

 

Eso sí, a diferencia de la señora Cacho, Pancho Garfias “investigó”. Y, buscando confirmar el chisme, que no es otra cosa, llamó a Ricardo Monreal, coordinador de la campaña de López Obrador. Y ahí encontró la “prueba”: como Monreal no le contestó el teléfono, en vez de enojarse con el zacatecano por no haber tenido la cortesía de tomarle la llamada, Garfias consideró que eso confirmaba lo dicho por Maxine Woodside. Carajo.

 

Un inventor más, Felipe Calderón, se sacó una encuesta de la manga y dijo, con alegre irresponsabilidad y seguramente violando la legislación electoral mexicana, que Josefina Vázquez Mota ya está a cuatro o cinco puntos de Peña Nieto.

 

¿Mostró Calderón la encuesta? Claro que no. Porque no existe.

 

Lo cierto es, todo el mundo lo sabe, que Peña Nieto le lleva alrededor de 15 puntos de ventaja a Vázquez Mota y que esta, en empate técnico en el segundo lugar, está 3 puntos debajo de López Obrador.

 

Inventores son también los periodistas de Tercer Grado, el programa de debates de Televisa que coordina Leopoldo Gómez. Sobre la encuesta de SDPnoticias.com los televisos dijeron que la pagó el PRD, lo que es falso.

 

¿Lo bueno? La evidencia de que en México hay tanta inventiva como en Suiza.

 

¿Lo malo? Que los suizos inventan relojes, medicamentos y máquinas de avanzada tecnología, mientras los mexicanos, al parecer, solo somos creativos para generar hablillas.

 

¿Lo peor? Que el gobierno federal, esto es, el mismísimo Felipe Calderón, ha violado la ley electoral.

 

¿Lo mejor? Que fue tan burdo el embuste de Calderón… que terminará por perjudicar a Josefina.

0
comentarios
Ver comentarios