AMLO, invulnerable

AMLO
La intermediara, la proveedora y El Universal no le cambiaron el destino a Andrés Manuel.Internet

Andrés Manuel López Obrador no ha salido ileso de la campaña orquestada en su contra a partir de los videos de Eva Cadena, pero las raspaduras no significan heridas. El encono, sin embargo, se impone: quienes no lo tragan lo odian más y el fervor de sus adeptos se acrecienta. Andrés Manuel no condena a Eva, tampoco la absuelve. En la entrevista con Javier Alatorre reconoce que en todos lados existen corruptos, por eso el urgente y necesario cambio de valores o el regreso a los valores de la honestidad y la decencia.

Eva tampoco ha contaminado a Delfina Gómez. Parroquial, Josefina Vázquez Mota se centró en Texcoco y no ha podido defender su fundación y el dinero recibido. Si Josefina no consigue que trabajadores municipales pongan una denuncia, al menos mediática, el tema se agotará en pocos días. El debate no cambió la tendencia: Alfredo del Mazo seguirá estancado, Josefina cayendo, dejando su tercer lugar a Juan Zepeda, Delfina lenta e inexorablemente avanzando.

Morena tiene que pensar en el “Día D”, abarcar todas las casillas porque la posibilidad de acarreo y fraude no es remota. Si los misiles en contra de Delfina se reducen a Texcoco, Alfredo la tiene muy difícil. Como comentamos hace días, la lucha por el Estado de México es de dos y aquí entra el factor de los votos útiles. Delfina puede definirse con los electores-switch: sacar a Atlacomulco del Estado de México, en sentido figurado, obvio (como se sacó en su momento al PRI de Los Pinos).

La corrupción y la impunidad siguen siendo los grandes temas políticos. Y en esos temas Andrés Manuel es incuestionable, por eso la cantaleta repetida de objetar los recursos con los que ha vivido estos años. Los cien metros cuadrados de su hogar cuestionan las casas blancas, las propiedades en Malinalco, los aviones y jets, los yates, los Rolex, los paraísos fiscales. López Obrador sabe muy bien que tiene electores duros en contra. Esos ya no crecerán. Se trata de convencer a los otros electores quienes, ya se vio desde el 2015, votan por el cambio, por el candidato y castigan.

Eso es lo que se está viendo en el Estado de México, sin ser la gran candidata, Delfina se refugia en la campaña permanente de Andrés Manuel. En el Estado de México se va a castigar al PRI, se despreciará al PAN y el PRD, por Juan, no por ser un gran partido, crecerá.

Desde el cinismo, Francis Joseph “Frank” Underwood, en la serie House of Cards, expresa: “No pondré mi destino únicamente en manos de un intermediario si puedo ir directamente al proveedor”. Aquí se la quisieron jugar al revés a López Obrador. La intermediara, la proveedora y El Universal no le cambiaron el destino a Andrés Manuel. Hasta ahora no.

0
comentarios
Ver comentarios