Columna Incómoda. Aclaraciones a Anti y ProAMLOístas

Si un ciego guía a otro ciego, ambos caerán en la hoya.

San Mateo

 

Los ojos no sirven de nada a un cerebro ciego.

Proverbio árabe

 

No hay peor ciego que el que no quiere ver.

Dicho mexicano

 

En la colaboración de ayer se generaron diversas reacciones a favor y en contra de lo que aquí expuse como el maratón de López Obrador. Debido a la gravedad de los hechos ocurridos alrededor de las tiendas Soriana y las agresiones verbales –que no tardan en pasar a las físicas- contra quienes disienten de la protesta postelectoral, me veo obligada a exponer mis precisiones:

 

1.- El objetivo de la columna fue advertir a AMLO que se está montando una estrategia que buscará explotar en su contra la violencia verbal y física con que vienen manifestándose sus seguidores más fanáticos.

 

Así lo escribí ayer: “Esta vez, el 2012 hay fanáticos quienes creen tomar justicia por mano propia y han agredido verbalmente a comunicadores incómodos como Carlos Marín y Ricardo Alemán. Otros más, a nombre del lopezobradorismo no cesan en llamar ‘si hay imposición habrá revolución’, y en su nombre no faltaría el que se adjudique ataques a instalaciones de medios incómodos como Televisa, Milenio y ahora MVS.”

 

Subrayo “en su nombre”, porque es claro que habrá algunos que lo hagan creyendo que con ello fortalecen al movimiento. Pero habrá quienes ni siquiera sean parte del movimiento ni siquiera simpaticen con AMLO que actúan para montar una agresión como ya está ocurriendo con las tiendas Soriana en varios estados del país.

 

El desplegado del día de hoy en el diario Reforma sintetiza lo que advertí en mi columna: la ANTAD, que agrupa a más de 100 cadenas comerciales del país, condenó los ataques contra Soriana por parte de personas supuestamente vinculadas al líder de la izquierda AMLO. “La ANTAD condena enérgicamente a los grupos que han agredido impunemente a clientes, empleados y tiendas de organización Soriana y exige la intervención de las autoridades para castigar a los responsables y mantener el Estado de Derecho”, expresó la organización en un pronunciamiento público.

 

2.- En la columna, dejé dos mensajes para AMLO, no para sus fanáticos irracionales, sino para él, el líder, quien tiene la capacidad para contener a los violentos de su movimiento y deslindarse de los ataques no sólo verbales y descalificaciones gratuitas que circulan desde el anonimato de las redes sociales.

 

Así  expuse el primer mensaje : “Andrés Manuel López Obrador, quien debe valorar bien el peso de sus palabras, de sus movimientos y de sus instrucciones, porque hay muchos fanáticos detrás de él que los toman muy en serio y son capaces de cualquier pendejada”.

 

Subrayo “cualquier pendejada” significa que si hay un solo herido y peor, si hay un muerto por las acciones de quienes en su nombre, se lo van a cargar a él y a su movimiento. Hasta ahora, AMLO no ha dicho ni una sola expresión al respecto.

 

El segundo mensaje es el siguiente: “Andrés Manuel tiene un liderazgo político vigente y necesario para contrarrestar la hegemonía de la alianza del PRI con los coordinadores parlamentarios del PAN e incluso del PRD. Por ello, está obligado ante la historia, como dice él, a no hacer el ridículo, a ser el Poncio Pilatos de ‘los loquitos justicieros y revolucionarios’, y a asumir el papel de gran político que la historia le tiene reservado.”

 

Reitero: no ser el Poncio Pilatos y se lave las manos con un “yo no soy” o “serénense”.  El pueblo al que tanto elude como la razón de su lucha (y no sólo sus seguidores más aguerridos), dejará de creer en él mientras no asuma el papel que la historia tiene reservado para su liderazgo político, el más importante en este momento.

 

3.- Algunos extraviados leyeron tan mal la columna de ayer que hasta me acusaron de apoyar el pragmatismo chuchista, porque cuando no hay autocrítica se impone la maximalista frase: “si no estás conmigo estás contra mi”.

 

Ni avalé ni condené el pragmatismo que está por venir por parte de los legisladores y gobernadores afines a Nueva Izquierda y Ebrard. Yo sólo anticipé lo que es muy previsible: negociar con el PAN una posible alianza opositora en el Congreso y aceptar un pacto de relación institucional con Peña Nieto, siempre y cuando el TEPJF le entregue su constancia como presidente electo.

 

Incluso, y esto es nuevo, no se descarte que sea un legislador del PRD el que responda al último informe de gobierno de Felipe Calderón y que pudiera tomar protesta al próximo presidente de la República (sea un provisional, un interino o Peña Nieto).

 

Por todo lo anterior, es que creo que AMLO y sus seguidores deben analizar bien su postura cuando esto ocurra, porque ya entre 2006 y 2011, las agresiones del lopezobradorismo contra las otras corrientes del PRD casi acaban con la integridad de este partido político. A menos, claro está, que como ha sugerido Gerardo Fernández Noroña, se busque crear un nuevo partido político.

 

(Por cierto, aprovecho para que  relean la columna El Síndrome Noroña, que ajusta bien a este contexto)

 

4.- Nunca comparé a AMLO con “Fabiruchis”, sino con el ridículo que hizo Roberto Madrazo en el maratón de Berlín y que fue apenas superado por el escándalo sexual del pseudoperiodista. El ejercicio fue para probar que cuando el sistema opera contra sus enemigos funciona muy bien y que eso mismo puede ocurrir con AMLO, buscarle algún error para magnificarlo en los medios y ser escarnio público.

 

 Una vez establecidas estas precisiones, espero que quienes me lean hagan una buena lectura y no interpretaciones “mala leche” que en nada contribuyen al debate desde las izquierdas, ese que tanta falta hace para poder mirar hacia delante.

 

[email protected]

 

0
comentarios
Ver comentarios