4 de diciembre de 2021 | 23:26
Tecnología

UNAM desarrolla nariz electrónica que detecta enfermedades

La nariz electrónica podría hacer diagnósticos tempranos de enfermedades como cáncer, diabetes, asma y esquizofrenia.
4 consejos prácticos para evitar el mal aliento.
Compartir en

Un dispositivo que funcionará como una nariz electrónica, está siendo desarrollado por investigadores de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Esta nariz electrónica, será capaz de detectar -a tiempo- algunas enfermedades; esto, a través del aliento del paciente.

De acuerdo con los creadores, el dispositivo podría usarse para diagnosticar casos de cáncer de pulmón, afecciones en el hígado o renales, asma y esquizofrenia.

¿Cómo funciona la nariz electrónica?

A través de un comunicado, la UNAM detalló cómo fue desarrollado el dispositivo de nariz artificial que detecta enfermedades.

Según informó, se trata de un “sistema olfativo artificial compuesto por una matriz de dispositivos sensores basados en nanomateriales”.

Dichos sensores, contienen materiales sensibles al aliento y ambiente.

Es decir, bastará con que el paciente sople en el dispositivo para que la nariz electrónica ‘olfatee’ alguna enfermedad.

En el caso del ambiente, podrá detectar la presencia de gases dañinos para la salud.

“La nariz electrónica cuenta con sensores que captan las moléculas del aliento y el aire, modificando las ondas acústicas del dispositivo y generando una nueva respuesta. Esta nueva señal se compara con información sobre qué especies químicas contiene una muestra de aliento o de aire contaminado y se manda la señal a una computadora o teléfono.”

UNAM

La nariz electrónica podría hacer diagnósticos tempranos de enfermedades

Daniel Matatagui, investigador de la UNAM, explicó que el desarrollo de la nariz electrónica tiene dos objetivos:

  1. Ambiental, para analizar muestras de aire contaminado
  2. En la salud, para hacer diagnósticos tempranos de enfermedades

Este último, es la meta principal que los científicos buscan cumplir.

Y es que, con la nariz electrónica, podrían detectarse enfermedades que, en su sintomatología y signos, emiten ciertos gases y olores muy específicos, como:

  • La diabetes
  • Afecciones renales
  • Asma
  • Cáncer de pulmón
  • Afecciones del hígados
  • Esquizofrenia

“La meta es desarrollar mecanismos de sistemas olfativos artificiales para hacer diagnósticos más fáciles y rápidos, los cuales ayuden a las personas a acudir cuanto antes con especialistas.”

Daniel Matatagui

Por el momento, los investigadores se encuentran perfeccionando el funcionamiento y accesibilidad de la nariz electrónica.

Toda vez que buscan que el dispositivo sea económico y fácil de usar para la población en general.

Con información de Gaceta UNAM