31 de julio de 2021 | 01:00
Tecnología

Hackers de REvil desaparecen de la Dark Web sin dejar rastro

El grupo de hacker REvil fue acusado de una ataque ramsomware recientemente.
Hacker
Compartir en

El grupo de hackers conocido como REvil ha desaparecido de la Dark Web completamente; por lo menos eso aseguran investigadores informáticos.

De acuerdo con Allan Liska, de la firma Recorded Future, el portal en la Dark Web de REvil está completamente deshabilitado este martes 13 de julio.

Esto sucede a dos semanas de un ataque ramsomware a Kaseya y una solicitud de 70 millones de dólares hecha por los mencionados hackers.

John Hultquist, de Mandiant Threat Intelligence, señala que esta desaparición pudo estar planeada desde el principio, siendo parte del mencionado ataque.

De momento, ninguno de los investigadores ha dado con la razón detrás de este desvanecimiento de REvil, sobretodo porque no dejaron ninguna pista.

Hackers de REvil estaban en la mira de las autoridades tras el ataque mencionado, que provocó el cierre de supermercados en Suecia que afectó a todo el mundo.

Se sospecha que REvil era un grupo de hackers del gobierno ruso

La misteriosa desaparición de REvil de la Dark Web ha aumentado las sospechas de que estos hackers son en realidad agentes al servicio del gobierno ruso.

El primer indicio de esto es que REvil señaló que operaba desde Rusia, además, los objetivos de los hackers pocas veces afectaban a dicho país.

Si bien no hay pruebas contundentes de lo anterior, varias líneas de investigación apuntan a que el grupo estaría relacionado con el gobierno de Rusia.

El propio presidente de Estados Unidos, Joe Biden, mencionó que el mandatario ruso, Vladimir Putin, estaría protegiendo a ciberdelincuentes.

Las sospechas están desde la formación de REvil en 2019; todo aumentó tras el ataque a Kaseya, una de las empresas más importantes de Estados Unidos.

De momento ni Vladimir Putin ni el gobierno ruso han hecho una declaración oficial acerca de la naturaleza del grupo de hackers REvil.

Con información de El Economista.