31 de julio de 2021 | 00:55
Tecnología

Desarrollan “prueba de saliva” que detecta glucosa en pacientes con diabetes

Las pruebas desarrolladas detectarían la glucosa a través de la saliva, evitando el dolor que las pruebas normales provocan.
Prueba de saliva.
Compartir en

Un grupo de investigadores de la Universidad de Newcastle, Australia han desarrollado la primera prueba de glucosa para diabetes con saliva.

Esta prueba es la primera en el mundo que no provoca dolor a los pacientes de diabetes y que mide los niveles de azúcar.

Las pruebas normales para detectar el azúcar en pacientes diabéticos son mediante la sangre con un pinchazo en el dedo con una lanceta para poder derramar una gota sobre tiras reactivas.

Pero esta nueva técnica desarrollada es capaz de detectar estos niveles a través de la saliva, convirtiendo en innecesarias las pruebas comunes.

Prueba usa enzima natural y glucosa oxidasa para detectar niveles de azúcar en la saliva

Paul Dastor, líder de la investigación, aseguró que su prueba utiliza enzima natural, glucosa oxidasa, y un potente sensor para detectar las concentraciones de glucosa en la saliva.

Estos niveles en saliva son unas 100 veces menores que las que se encuentran concentradas en la sangre, haciendo más difícil su detección.

La reacción producida con estos compuestos cuando la saliva entra en contacto, manda una leve corriente eléctrica detectable al sensor.

Estas señales revelan los niveles de glucosa de manera precisa, mismos que podrán ser almacenados a través de una aplicación para el celular.

Además, este tipo de tecnología podría medir al menos unos 130 indicadores más como:

  • Marcadores tumorales
  • Marcadores hormonales
  • Marcadores alérgenos

Es decir que este dispositivo para medir el azúcar en pacientes diabéticos podría usarse ampliamente para detectar una variedad de sustancias que identifican una serie de enfermedades.

Es por esto que los investigadores de la prueba de saliva para detectar diabetes ya están colaborando con la Universidad de Harvard para desarrollar pruebas no invasivas para detectar Covid-19.

Los sensores utilizados son del tamaño de un chicle y son producidos a baja escala en la Universidad con una etiquetadora de vino.

Se estima que las pruebas para medir la glucosa en diabéticos a través de la saliva, estén al alcance del público para el año 2023, beneficiándose de ellos 460 millones de diabéticos en el mundo.

Con información de RT.