3 de agosto de 2021 | 06:53
Sorprendente

Tampones de frutos rojos: Manda a su novio a comprar unos; se burlan de él

Una joven mandó a su novio a comprar tampones de frutos rojos, asegurándole que si los frotaba, olían
Manda a su novio a comprar tampones de frutos rojos
Compartir en

¿Existen los tampones de frutos rojos? Esa fue una pregunta que no se hizo el protagonista de esta historia, y es que su novia lo mandó a comprar unos.

El joven aceptó sin cuestionamientos e hizo el oso con una empleada de la tienda, quien lo cachó oliendo el producto para saber si realmente eran tampones de frutos rojos.

Consternada, le peguntó para qué los olía. Este contestó que buscaba tampones de frutos rojos, pero ella se encargó de desmentirlo.

“Me caga esa morra de ahí, metiche. Se empezó a reír de mí y me dijo que no había de frutos rojos”

Y no sólo eso, la chica fue incapaz de evitar un estallido de risa porque el joven realmente creía que los tampones de frutos rojos existían.

Ante esto, el protagonista salió y corriendo ingresó al auto donde lo esperaba su novia. Allí le pidió que fueran a Walmart y le contó la historia de los tampones de frutos rojos.

“Qué oso acabo de hacer con la chica de allí, ya no quiero venir a esta supermercado”

Así es; no había entendido la risa de la empleada y todavía pretendía buscar los tampones de frutos rojos en otra tienda. Afortunadamente, su novia paró la broma y le confesó la verdad.

El video cuenta con más de 10 millones de visitas, así como 9 mil comentarios de todo tipo: “Ahora mándala tú por gasolina en polvo” y “el pobre me dio ternura” fueron algunos.

La responsable de la broma, de nombre Sal, cuenta con más de un millón 500 mil seguidores en TikTok, donde compartió el video de los tampones de frutos rojos.

Escasez de tampones en la CDMX

Debido a la ley de prohibición de plásticos de un sólo uso, desde el pasado 1 de enero ya no es posible vender tampones en la CDMX.

Su venta se prohibió con el fin de buscar contribuir a la salud del ambiente, específicamente de los océanos.

En lugar de los tampones, ahora sólo se pueden adquirir toallas sanitarias, protectores, ropa interior reutilizable y copa menstrual.