24 de septiembre de 2021 | 16:10
Sorprendente

Finge ir al baño para escapar de su nuevo trabajo; “no me gustó la chamba”, dice

Una publicación en Twitter contó la técnica de un joven que usó el viejo pretexto ‘del baño’, para escapar de su trabajo.
Baño
Compartir en

Una publicación, que ya es viral en Twitter, cuenta la forma en la que un joven escapó de su nuevo trabajo fingiendo ir al baño.

Resulta que, al parecer, el empleado no encontró una mejor manera de ser sincero con su jefe sobre el trabajo.

Así, en la primera oportunidad, escapó de la oficina con el viejo pretexto de ‘ir al baño.

Al empleado no le gustó “la chamba” y huyó de la oficina

Una usuaria compartió en Twitter una experiencia vivida por su esposo, quien trabaja como empleado en una empresa.

Según contó, un recién egresado estaba en su primer día de trabajo el pasado lunes.

Al cabo de 4 días en la empresa, el joven decidió que sus tareas en el empresa no le satisfacían del todo.

Por tanto, ideó la mejor forma de escapar del trabajo de una vez por todas.

El jueves, los empleados de la empresa debían acudir a una junta.

Cuando todos se dirigían a la sala, el joven avisó que iría al baño antes de la reunión. Sus compañeros jamás sospecharon sobre la técnica de escape.

Pasaron los minutos, las horas, y nunca regresó del baño.

“El chavo dijo ‘voy al baño y los alcanzo’, pues fue al baño de su casa porque no volvió.”

Usuaria en Twitter

Luego de notar la ausencia del nuevo empleado, todos comenzaron a buscarlo e intentar localizarlo.

Para sorpresa -y molestia- de muchos, resultó que el joven se había ido a su casa porque siempre “no le gustó la chamba”.

“Todos angustiados buscándolo y apenas contestó. ‘Ah sí, es que no me gustó la chamba’.”

Usuaria en Twitter

La anécdota desató un hilo en Twitter, donde decenas de personas criticaron la “actitud inmadura” del protagonista de la historia.

“No tienen idea los muchachitos de hoy”; “Es culpa de quienes los encierran en una burbuja”; “Y lo peor es que les dan becas a esos ninis”, se lee en comentarios.

Otros más, en contraste, dijeron estar de acuerdo con “la valentía” del joven por salir de un lugar de trabajo donde no se sentía cómodo.

“¿A huevo hay que aguantarse si no te gusta?”; “¿Por qué tendría que avisar con anticipación sus decisiones?”, escribieron.