¿Marcelo Ebrard eres tú? Las acciones de Xóchitl Gálvez demuestran que se sabe derrotada y en su desesperación ahora acusa que las encuestadoras mienten sobre la ventaja abismal que le lleva Claudia Sheinbaum.

La candidata de oposición hoy 26 de febrero fue cuestionada por Azucena Uresti sobre la amplia ventaja de 23 puntos que mantiene Claudia Sheinbaum sobre ella en la carrera presidencial, según la encuesta de Buendía & Márquez que publicó este lunes El Universal, pero la política hidalguense se aferró a descalificar a la casa encuestadora con tal de no admitir que su popularidad no levanta.

En modo Marcelo Ebrard, Gálvez tachó a Buendía & Márquez de falsear información y amañar sus encuestas a favor de la candidata morenista. Como argumento citó el miso erróneo ejemplo de la elección del Estado de México que en su momento dio el ex canciller, cuando todas las encuestas apuntaban que Claudia Sheinbaum era la favorita de la 4T para ser su candidata presidencial y él se negaba a aceptarlo, precisamente como ahora sucede con la candidata del PRIAN.

Y es que a pesar de que en junio de 2023, Buendía y Márquez le aclaró a Ebrard que sus dichos eran falsos, puesto que no realizaron ninguna encuesta para el proceso electoral del Estado de México, hoy Xóchitl vuelve a acusar lo mismo.

¿Con Xóchitl Gálvez se repetirá la historia de Marcelo Ebrard vs Claudia Sheinbaum?

Xóchitl Gálvez se niega a creer que va abajo en las encuestas. No hay ni una sola, ni la de su amigo Aldo Campuzano (México Elige) ni las que ella misma publica en su cuenta de Instagram, que la ponga en ventaja rumbo a la elección presidencial del 2 de junio y aún así ahora acusa que la consultora Buendía & Márquez amaña sus encuestas sólo por ponerla abajo por 23 puntos.

Recordemos que en el proceso interno de Morena Marcelo Ebrard también sufrió el mismo efecto, prácticamente todas las encuestas le daban la ventaja a Claudia Sheinbaum, aunque no tan holgada como sucede ahora, pero el ex canciller se negaba a aceptar que iba a abajo... es más, se atrevió a decir que eran “pagadas”.

Hoy Xóchitl cae en la misma desesperación que Ebrard. No ve por dónde puede remontar una desventaja tan grande que su primer recurso es descalificar a las encuestas. Ya lo hizo hace un mes con Consulta Mitofsky al señalar sin pruebas que Roy Campos “trabaja” para Sheinbaum.

No conforme ahora resulta que también ya es experta en encuestas y aseguró que Buendía y Márquez no tiene una buena metodología para medir las respuestas de los encuestados.

El colmo: Xóchitl Gálvez atribuye que va abajo en las encuestas porque, según ella, la gente tiene miedo de decir abiertamente por quién quiere votar ante las supuestas “amenazas” lanzadas desde el gobierno federal sobre que “quitaría los programas sociales”.

Desde Barruntos Políticos esperamos que la candidata de oposición no se desquite con casas encuestadoras por el poco ánimo a su campaña y, en cambio, le eche muchas ganas a los próximos meses si no quiere quedar en un lejano tercer lugar en las elecciones 2024.