La medicina ha avanzado a pasos agigantados en las últimas décadas, producto del desarrollo de la ciencia y de la innovación tecnológica. Sin embargo, la medicina continúa siendo una práctica de profunda interrelación entre personas, de humano a humano, con sus virtudes y defectos.

El juramento Hipocrático que hacemos al graduarnos es un compromiso firme, de que consagraremos nuestras vidas al servicio de la salud y la seguridad del paciente.

En el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y en el país, nuestra vocación como médicas y médicos es, sin duda, cuidar y proteger la salud de mujeres y hombres desde antes de nacer y hasta la muerte, sin embargo, la práctica no está exenta de errores y lamentablemente, alguna mala práctica.

De ahí la importancia del Día Mundial de Seguridad del Paciente que se conmemora desde 2019, cada 17 de septiembre, para tomar consciencia y promover acciones que fomenten la seguridad en la atención de la salud de las personas, priorizándolas como el centro de nuestra labor y buscando siempre la calidad de los servicios en los centros hospitalarios y ambulatorios.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), la seguridad del paciente en la atención clínica es una disciplina que se encarga de prevenir y reducir los riesgos, errores y daños que sufren  los pacientes durante su atención, y está prevista en la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

Datos de la OMS señalan que 134 millones de personas sufren daños cada año como consecuencia de la falta de seguridad en la atención hospitalaria en el mundo. Esto provoca 2.6 millones de muertes anuales. Asimismo, 4 de cada 10 pacientes de los servicios de atención primaria y ambulatoria sufren lesiones, pero el 80% de esos casos se pueden prevenir.

Cada año, la OMS lleva a cabo campañas para celebrar el Día Mundial de la Seguridad del Paciente y en este 2022 el tema es, “Seguridad de la Medicación”, bajo el lema “Medicación sin daños”.

Los errores de medicación son una de las principales causas de lesiones y daños que pueden ser evitables. En el IMSS la seguridad en los medicamentos es una prioridad, por lo que se implementan acciones para mejorar su manejo y uso.

El personal de salud del IMSS tiene el compromiso continuo de identificar riesgos y notificar errores asociados al uso de medicamentos, para prevenir que éstos vuelvan a ocurrir.

Otras acciones efectivas que realizan son:

  • Cuando se prescriben medicamentos, verifican que las indicaciones sean claras, con información completa, para que sea entendida por los pacientes y se aclaran todas las dudas que se generan.
  • Al momento de preparar y administrar (aplicar) medicamentos de alto riesgo, realizan “una doble verificación” para evitar errores.
  • Antes de administrar cualquier medicamento realizan 7 verificaciones para disminuir los riesgos.
  • Después de aplicar los medicamentos vigilan sus efectos para identificar reacciones a los mismos.

Por otro lado, es indispensable involucrar al paciente y su familia de manera más activa en el cuidado de su salud. Para esto la OMS sugiere 5 momentos en los cuales los pacientes y su familia deben participar junto con los médicos o médicas para mejorar el conocimiento y aclarar todas las dudas acerca de los medicamentos que toman:

  • Cuando empieza a tomar un medicamento
  • Cuando está tomando su medicamento
  • Cuando agrega un nuevo medicamento
  • Cuando revisa los medicamentos que toma
  • Cuando suspende un medicamento

También es importante que el paciente y familiares notifiquen o reporten con su médico, cuando algún medicamento que toma regularmente en casa o que le acaban de indicar, le cause alguna “alergia” o “malestar” para que se tomen las acciones necesarias para evitar daños.

En el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) estamos conscientes de que todas las personas en algún momento de su vida tomarán medicamentos para prevenir o tratar algún problema de salud.

Es por tal motivo que, para mejorar la seguridad de los pacientes y cuidadores, generar una cultura en el ámbito sanitario y para reforzar las conductas dirigidas a estos objetivos, el personal médico del IMSS mantiene una comunicación abierta y franca con la derechohabiencia, de modo que siempre contarás con personal que atenderá todas las dudas que tengas de los medicamentos que tomas.

Luis Alfredo Luna de León en Twitter: @luislunaalfredo