26 de octubre de 2021 | 22:24
Opinión

    Six Flags pierde juicio millonario contra menor accidentado en el juego Rueda India

    Los abogados del parque de diversiones, inmorales, decían que el niño intentó suicidarse. Qué bueno que Six Flags vaya a pagar fuerte indemnización.
    Six Flags México
    Compartir en

    En 2019 el menor de edad Carlos Joel Garza Marines se accidentó en un juego de Six Flags, que es una enorme empresa transnacional operadora de parques de diversiones.

    ¿Dije que fue un accidente? No sé si sea la palabra adecuada, ya que, la verdad sea dicha, tal juego no reunía las condiciones mínimas de seguridad para sus usuarios.

    Por tal razón, el padre y la madre del pequeño buscaron al abogado Eduardo Ostos para demandar al conocido parque de atracciones ubicado al sur de la Ciudad de México.

    Lee esto: Six Flags pierde demanda contra menor que cayó de un juego

    Se pasaron los abogados de Six Flags

    Más miserable no pudo ser la defensa que diseñaron los abogados de Six Flags: acusar al niño Carlos Joel Garza Marines de un intento de suicidio: “se puso de pie sobre la góndola que ocupaba, escaló por encima del barandal de protección y se dejó caer de una altura de aproximadamente dieciocho metros”. Una defensa tan inmoral como esa solo tenía sentido si los litigantes pensaban que las cosas en el poder judicial de la Ciudad de México eran como antes.

    Pero, la verdad sea dicha, muchos cambios positivos ha habido en la capital mexicana en el actual periodo de gobierno. Entiendo que Andrés Manuel se sienta orgulloso de quienes llevan las riendas de la política en esta ciudad. La administración que llegó al poder local gracias a la popularidad del presidente decidió higienizar las cosas para demostrar que la izquierda no estaba echada a perder, como mucha gente pensaba a partir de los resultados de gobiernos anteriores. Con objetividad debe señalarse que, a pesar de tantos y tan grandes problemas en una de las metrópolis más grandes del mundo, Claudia Sheinbaum ha hecho esa tarea, la más importante: limpiar, barrer lo que estaba sucio.

    Lee esto: Ministro de la SCJN señala que nunca aceptará que manejaba borracho

    El poder judicial

    Nos fijamos mucho en lo que hace el poder ejecutivo pero poco en lo que se realiza en el poder judicial. En este último ha habido, también, un cambio notable: que en la actualidad ocupe la presidencia del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México un hombre honesto, Rafael Guerra Álvarez, quien hace su trabajo con independencia y apegado al derecho.

    Así las cosas, la justicia capitalina no podía aceptar los absurdos argumentos de Six Flags para no indemnizar a un niño, seriamente lesionado desde entonces, ya que ha sido sometido a más de 10 intervenciones quirúrgicas y su calvario durará todavía muchos años antes de, más o menos, recuperar la movilidad.

    Los magistrados Yaopol Pérez Amaya Jiménez y Roberto Martínez González y la magistrada Josefina Rosey González, integrantes de la séptima sala civil del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México, por unanimidad de votos resolvieron:

    • Que Six Flags México, S.A. de C.V. causó daños al menor de edad Carlos Joel Garza Marines, accidentado en el juego Rueda India el 22 de febrero de 2019.
    • Que Six Flags debe indemnizar al menor Garza Marines por los conceptos de responsabilidad civil y daño moral con una cantidad de dinero “apropiada y proporcional” al perjuicio causado, “de conformidad con lo dispuesto por la Ley Federal del Trabajo, el Código Civil para la Ciudad de México, tratados y convenios internacionales celebrados por el país, a fin de que exista una reparación integral en su favor, la cual se deberá cuantificar a través del incidente respectivo”.
    • Que Six Flags debe pagar —”por todo el tiempo que así lo requiera para su recuperación— al niño Carlos Joel Garza Marines por los gastos médicos mayores y menores “derivados de los hechos ocurridos el veintidós de febrero del dos mil diecinueve, en el juego mecánico denominado Rueda India”.
    • Que Six Flags también debe pagar —”de conformidad con la institución médica o médico tratante”— todas las terapias físicas y psicológicas que el menor requiera.
    • Que todo lo anterior se deberá cuantificar en ejecución de sentencia, a través del incidente respectivo”.
    • Que Six Flags debe indemnizar por daño moral al padre y la madre del menor, sin duda muy afectados por los problemas de salud del niño.
    • Que Six Flags queda obligado a efectuar “las medidas de mitigación necesarias, para que el juego mecánico denominado Rueda India le otorgue a los usuarios las máximas condiciones adecuadas de seguridad; de conformidad con lo dispuesto por las autoridades administrativas correspondientes”.
    • Que se absolvió a Six Flags de “la prestación consistente en el reconocimiento público a través de la página de internet oficial que opera habitualmente, así como sus redes sociales, de que el juego mecánico denominado Rueda India, carece de las medidas de seguridad necesarias para salvaguardar la integridad física de los usuarios, y dicha omisión causó el accidente ocurrido el veintidós de febrero del dos mil diecinueve, donde resultó lesionado Carlos Joel Garza Marines, al no ser materia de la acción de responsabilidad civil objetiva la existencia o necesidad de declaración de hecho ilícito”.

    Oiga, ministro Zaldívar, le regalo un tema para su artículo de Milenio

    El juicio seguirá en tribunales federales, donde ojalá imperen la justicia y el derecho. ¿Sería mucho pedir que la Suprema Corte de Justicia de la Nación, presidida por el mediático Arturo Zaldívar, dedique detallada atención a lo que pasará con la demanda de un niño fuertemente lastimado por la negligencia de Six Flags?

    El ministro Zaldívar opina, hasta en TikTok, de todos los asuntos imaginables, tengan o no que ver con su responsabilidad. Estoy seguro de que no le temblará la mano con la que redacta sus artículos para Milenio, diario en el que colabora, y opinará, como hombre sensible que es, acerca de la condena en el poder judicial capitalino a una multinacional que, sin duda, debe invertir mucho más para ofrecer mayor seguridad a quienes utilizan sus juegos.