3 de diciembre de 2021 | 17:23

Sheinbaum y Ebrard trabajando para el 2024

Tanto Ebrard como Sheinbaum no se sienten tan “raza” como López Obrador
Claudia Sheinbaum
Compartir en

Las últimas semanas hemos visto y oído mucho los nombres de Marcelo Ebrard y de Claudia Sheinbaum en notas de prensa, radio y televisión. Al parecer los posibles candidatos de Morena ya están trabajando para la contienda interna y sentando bases para las próximas elecciones.

Ebrard hacia afuera

El Canciller Marcelo Ebrard está trabajando hacia afuera haciéndose cargo de los asuntos que tiene México en un plano internacional. Negoció las vacunas y logró buenos volúmenes de estas para México. Ahora está trabajando en el consejo de seguridad de la ONU como mediador y al parecer está haciendo muy buen papel en esta posición.

Gente de países como Estados Unidos, Canadá, Rusia y China entre otros, comienzan a ver la figura de Ebrard como una persona de confianza y preparada para poder llevar las relaciones internacionales de nuestro país. Se podría decir que Marcelo está trabajando hacia afuera porque en su función no tendría porque estar haciendo giras en los estados de la República.

¿Esto le sirve para su posible candidatura?

Los líderes de las empresas importantes en México están viendo positivamente el trabajo de Ebrard y seguramente la gente que comparte la manera de pensar de estos, tiene en Marcelo uno de los candidatos que podría ayudarles si Morena gana las elecciones presidenciales.

Sheinbaum hacia adentro

Claudia Sheinbaum, siendo la jefa de gobierno de la CDMX tiene menos oportunidad de trabajar sus relaciones con el extranjero. Ella ha estado trabajando hacia adentro del país con giras que tienen el sabor de las que hizo López Obrador antes de ganar la presidencia.

Sheinbaum se muestra cercana al pueblo y busca que la empiecen a reconocer más como la mejor alternativa. La entrevista en El País Semanal busca mostrarla más humana y los viajes por el interior de la República buscan hacerla un personaje más reconocido por la gente.

Las Ventajas

La ventaja de Claudia sobre Marcelo es que Sheinbaum tiene al presidente viviendo en su ciudad por lo que en muchos eventos pueden coincidir. Estar en eventos con López Obrador aumentan la popularidad de Sheinbaum, pues se le puede relacionar directamente con la figura presidencial.

Lo de Ebrard puede jugar a favor o en contra, depende de cómo se vea. Marcelo está lejos de los reflectores Lópezobradoristas pues su labor es principalmente fuera de México. La relación con la figura de AMLO es importante. Lo que juega a su favor es que él se puede promocionar haciendo bien su trabajo y sin dejarlo a un lado. Claudia Sheinbaum corre el peligro que con las giras fuera de la CDMX descuide su trabajo y pueda perder el voto que seguramente tiene ya ganado en la capital del país.

La gran desventaja

Lo que podría ser visto como desventaja es algo que a mi criterio es la principal fortaleza de AMLO. Tanto Ebrard como Sheinbaum no se sienten tan “raza” como López Obrador. La aplastante victoria y la popularidad que tiene AMLO se debe a su capacidad de verse del pueblo, de conocer al pueblo y de estar con el pueblo. López Obrador tiene ese toque popular que puede ser que no tengan ni Ebrard ni Sheinbaum.

Para que realmente haya una buena conexión de la base dura de Morena con Claudia y Marcelo, tendrán que trabajar mucho en sus habilidades de conexión con la banda, con el pueblo nuevo que es el que tiene a López Obrador en Palacio Nacional.

Será complicado, pero creo que será más complicado para los partidos de oposición que tampoco tienen candidatos de “la raza” y que no tienen el “patrocinio” del popular AMLO.

Le contaba ayer que las votaciones al final son más con el corazón que con el cerebro. ¿Quién cree que pueda mover más el corazón de los votantes?

Vienen meses interesantes antes de las votaciones del 2024, esperemos.