20 de octubre de 2021 | 19:05
Opinión

Se reabren las fronteras: McAllen esta de fiesta

Es una gran noticia que se abra la frontera terrestre, luego de muchos meses cerrada por la pandemia del Covid-19.
Frontera en Tamaulipas con Estados Unidos
Compartir en

El 1 de noviembre, según lo dicho por las autoridades fronterizas estadounidenses, se abrirá la frontera terrestre entre Estados Unidos y México. Las ciudades fronterizas respiran después de haber estado casi dos años sin la visita de los mexicanos que hacen regular o irregularmente sus compras del otro lado del Río Bravo.

El Comercio

La frontera terrestre que Estados Unidos tiene con México es una de las más largas y con más actividad comercial del mundo. Hay seis estados mexicanos que tienen frontera con Estados Unidos en 2 mil 146 kilómetros. De ambos lados de la frontera se vivieron tiempos de una economía en estado de coma, cierre de negocios y agencias fronterizas vacías.

Los ejemplos que me vienen a la mente tienen que ver con ciudades que visité toda mi vida, Laredo y McAllen, Texas. Solo Laredo basa el 50 por ciento de su economía con sus visitantes mexicanos. Sin estos visitantes muchos de estos negocios cerraron para no volver a abrir.

Según las cifras de la Concanaco, los consumidores mexicanos dejan alrededor de 45 mil millones de dólares en comercios en la franja fronteriza.

Toda la felicidad de estas ciudades fronterizas y el ansia de las personas que quieren darse una vuelta a la frontera es parte de la antigua normalidad que se tenia hace 19 meses, cuando Estados Unidos decidió cerrar las fronteras terrestres por cuestiones de pandemia. Pero todos estamos pensando en las ciudades fronterizas gringas, ¿Cómo está la situación de las ciudades fronterizas mexicanas?

La Seguridad

El gobierno de México en conjunto con los gobiernos estatales deben de empezar a trabajar de inmediato para garantizar la seguridad de muchísimos viajeros que están pensando en visitar los Estados Unidos a partir del 1 de noviembre. Ciudades conflictivas con grandes problemas de seguridad como Laredo y Reynosa se tienen que poner listas para recibir un tránsito inusual en las próximas semanas. La seguridad en las carreteras tiene que aumentar y es responsabilidad de los organismos de seguridad dar ese sentido de confianza a los que viajaran por esas carreteras.

Se tuvo una reunión de seguridad que se bautizo con un nuevo nombre “Marco Bicentenario México-Estados Unidos para la Seguridad, Salud Publica y Comunidades Seguras”. Esta reunión tiene la intención de sustituir a la Iniciativa Merida que se pactó allá por el 2008 con la intención de combatir al narcotráfico y el crimen organizado. Esperemos que este tipo de iniciativa sea mas efectiva que la anterior pues si vemos los números de violencia en la frontera, al parecer no se ha logrado gran cosa.

Se tendrán que cambiar los abrazos por balazos o que se tenga mas inteligencia y estrategia para poder combatir los problemas que se tienen en la frontera. Una de las primeras misiones de este tipo de acuerdos debería de ser garantizar la seguridad de los visitantes de México hacia los pueblos fronterizos de los Estados Unidos ahora que se vuelvan a abrir las fronteras. Sería increíble que el Gobierno federal y los estatales anunciaran un corredor seguro para los que viajan de Monterrey hacia Laredo o hacia McAllen donde se pudiese transitar sin pendiente a cualquier hora del día o de la noche. Buen reto, ¿no cree?

Las Vacunas

Lo mejor de esta apertura es la exigencia de los certificados de vacunación completa para las personas que piensen ir a la frontera. Con esto, muchos mexicanos que no estaban convencidos de vacunarse podrían convencerse y hacerlo para poder hacer su “shopping” del lado gringo. A los estadounidenses les da seguridad pues se disminuyen enormemente las posibilidades de contagio.

A nosotros como mexicanos nos da la tranquilidad de que la posibilidad de traer contagios del otro lado a México también es menor. Además, con el esquema completo también les da tranquilidad a los gringos que no iremos a buscar vacunarnos en el cruce fronterizo.

Lo que no esta claro es si este tipo de acciones es recíproco para los estadounidenses que llegan a México. Seguramente no lo es, pero debería de serlo pues en este tipo de acciones en la frontera debería de ser todo reciproco.

La felicidad

Dejando fuera la preocupación por la seguridad y los contagios, es una gran noticia que se abra la frontera terrestre. Esta es la vuelta a la normalidad que muchos estamos esperando y este tipo de decisiones hacen que nos acerquemos a la normalidad que teníamos antes del maldito bicho de la pandemia. Esperemos que los números pandémicos sigan bajando y que podamos sentirnos mas seguros.

Ricardo Pedraza en Twitter: @rickypedraza