25 de octubre de 2021 | 18:18
Opinión

Alfonso Zayas, pionero de la televisión.

Falleció el cómico Alfonso Zayas, afamado por su cara lujuriosa en las sexycomedias, pero poco recordado como pionero de la televisión.
Maribel Guardia y Alfonso Zayas tuvieron un romance a finales de la década de los 70. La actriz, en una entrevista con Gustavo Adolfo Infante reveló que solo fue por un "ratito".
Compartir en

El Rey siempre fue Alfonso Zayas

Alfonso Zayas Inclán (sobrino del gran villano del cine nacional: Miguel Inclán, y primo del actor Rafael Inclán), falleció a los 80 años de edad. Fue, sin lugar a dudas, el mejor cómico de la “sexycomedia”, género popular, cuya época de esplendor fue entre las décadas de los 70 y 90; con películas de pésima factura, es verdad, filmadas en una semana, despreciado por los amantes del cine de arte, pero que fuera de culto para el público masculino de la “momiza”, y que, al desaparecer, tuvo un repunte gracias a la televisión.

La “sexycomedia” fue asesinada por dos tocayos de Alfonso Zayas: Alfonso Cuarón (“Solo con tu pareja”, 1991) y Alfonso Arau (“Como agua para chocolate”, 1992), baluartes del “nuevo cine mexicano”, que, en los noventa, realizaron películas mexicanas de calidad, con gran éxito en México y el extranjero, rompiendo el monopolio establecido por productores, distribuidores y exhibidores (que eran los mismos), que acaparaban las salas con sus películas de vedettes y cómicos albureros.

Hubo muchos comediantes de éste género:

√ Pedro Weber “Chatanooga”

√ “El Caballo” Rojas

√ Maribel Fernández “la Pelangocha”

√ “Polín”

√ César Bono

√ “Chóforo”

√ El “Flaco” Ibañez

√ Lalo “el Mimo”

√ Luis de Alba

√ Carmen Salinas

Alfonso Zayas representaba al típico naco calenturiento

Por mencionar algunos (en su mayoría formados en el burlesque y el cabaret), pero el Rey siempre fue Alfonso Zayas, tanto por su habilidad para improvisar, como por sus magníficas expresiones faciales (al servicio de situaciones eróticas).

Alfonso Zayas representaba al típico naco calenturiento, y aunque la “sexycomedia” se considere un género “chafa”, Alfonso Zayas cumplía con virtuosismo su propósito: hacer reír.

De su extensa filmografía, recomiendo especialmente dos películas, obras del cómico, guionista, productor y director de cine tepiteño, Víctor Manuel “Güero” Castro:

√ “Esta noche cena Pancho” (1986). Cuatro amigos contratan prostitutas para celebrar una despedida de soltero, pero solo llegan tres, por lo que Alfonso Zayas (el más interesado en “cuchiplanchar”) se pasa la noche buscando la manera de solucionar su problema.

√ “Hembra o Macho” (1991). Una mujer reemplaza a un travesti en una obra de teatro, creando confusiones de género, que, por momentos, se tornan existenciales (el maestro y crítico de cine, Jorge Ayala Blanco, dijo que parecía cine francés).

Antes de volverse famoso por alburero, Alfonso Zayas ya había alcanzado fama en la televisión, haciendo humor blanco, en el programa “La criada bien criada” (que comenzara en 1969 y culminara en 1980, derivado en “Mis huéspedes”), junto con Joaquín García “Borolas” (nada qué ver con Felipe Calderón), integrando la dupla de ayudantes huevones y encajosos de la “famulla” Inocencia (interpretada por María Victoria).

Sin embargo, mucho antes que eso, Alfonso Zayas ya hacía comedia televisiva.

El primer programa cómico mexicano fue “El Rayo Veloz”, creado por el humorista regiomontano Abel Quezada, para el Canal 4, que se transmitiera en vivo entre 1951 y 1954, con Julio Taboada y Héctor Lechuga. Éste último se uniría más tarde con Chucho Salinas, para crear “Chucherías”, que se transmitió entre 1962 y 1973, que incluía en su cuadro de actores a Alfonso Zayas

Desde entonces, Alfonso Zayas participó en un montón de programas cómicos:

√ “La tremenda corte” (1966)

√ “Gente sin historia” (1967)

√ “El Show del Loco Valdés” (1972)

√ “El Show de Alejandro Suárez” (1972)

√ “Detective de hotel” (1973)

Además de colaborar en sketeches diversos de “En Familia, con Chabelo” (1967-2015).

Su última actuación fue en la película “Buscando el Nirvana” (Enrique Mendoza Bouroncle, Alex Wright, 2017).

Ahora que falleció Alfonso Zayas sería justo volver a programar sus primeras actuaciones televisivas, para recordarlo más allá de su mítica personificación de la lascivia. DEP.