En el directorio de la página web de la revista Nexos aparece como director, y por lo tanto máximo responsable de la publicación, el nombre de Héctor Aguilar Camín.

Cuando uno escribe el nombre de Héctor Aguilar Camín en Google, el buscador muestra de inmediato su entrada en Wikipedia; así como otros portales oficiales donde puede consultarse la ficha de sus libros o artículos como ensayista y analista político.

Héctor Aguilar Camín permite que Nexos sea usada contra el Aeropuerto en Santa Lucía

Con una simple búsqueda en Google se puede tener una idea bastante clara de quién es el autor de textos publicados en portales informativos serios. Ese es el mundo en que vivimos. No obstante, esa premisa no aplica para la entidad conocida como “Axel Belfort”, una cuenta en Twitter (@axl_tw) que se presenta como supuesto arquitecto y no hace otra cosa que atacar y desprestigiar el proyecto del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles de Santa Lucía.

Hace unos días, Nexos publicó un artículo de “Axel Belfort”. En su planteamiento, el supuesto arquitecto se hace bolas con un repaso cronológico de lo que él asegura son distintas versiones del “Plan Maestro” para el Aeropuerto Felipe Ángeles en Santa Lucía. Además, afirma que las instalaciones complementarias del proyecto no estarán listas para la inauguración en 2022 y acusa una falta de “posiciones” dentro de la terminal.

Esta semana, SDPnoticias realizó un recorrido por las obras del aeropuerto en Santa Lucía y pudo constatar que los postulados de la entidad “Axel Belfort”, no son más que una manipulación da datos caducos y sueltos, cuyo único objetivo es golpear al gobierno federal.

Pero lo que más preocupa no es la manipulación de información con intereses oscuros, a eso estamos acostumbrados todos los días y en los mejores periódicos, lo que de verdad genera desconcierto es que una revista con prestigio como Nexos, publique textos de análisis político sin antes verificar la identidad o existencia del autor o autora.

Don Héctor Aguilar Camín, ¿lo tomó por sorpresa el mentado y apócrifo “Axel Belfort”? ¿Estaba usted al tanto de la “no existencia” del supuesto arquitecto que usó su plataforma para atacar una obra pública avalada, al menos, por 30 millones de mexicanos y mexicanas?

A predicar con el ejemplo: en SDPnoticias reconocemos que en medio de la crisis por el colapso de la Línea 12 del Metro, este portal informativo publicó una nota que tomó como referencia una teoría del derrumbe elaborada, a tuitazos, por “Axel Belfort”. Una vez que acreditamos que el tuitero en cuestión ni es arquitecto ni persona, nuestro equipo borró la información que tomamos de su cuenta.

¿Héctor Aguilar Camín tendrá el valor de reconocer que, como si se tratara del Siglo 16, la revista Nexos pública textos de autores anónimos?

La entidad Axel Belfort” es una cuenta troll de Twitter. Sus análisis, con cierta sustancia informativa, aspiran a crear la ilusión que posee un conocimiento mayor a todo el cuerpo de ingenieros y especialistas que la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) asignó para las obras en Santa Lucía.

“Yo empecé la broma, que puso a todo el mundo a llorar”, cantan los Bee Gees en su clásico de 1968. La broma de “Axel Belfort” se acabó y es momento de reconocer los errores. Si Nexos y Aguilar Camín son ahora un chismágrafo político que publica textos de grupos que se esconden detrás de una cuenta troll, que lo digan y no pasa nada.

Denisse Dresser también cayó en la broma de “Axel Belfort” contra el aeropuerto en Santa Lucía

Ya ni vale la pena entrar en el oso de Denisse Dresser, quien en septiembre publicó un artículo en el diario Reforma donde citó directamente al “arquitecto Axel Belfort” para señalar el supuesto retraso de las obras en Santa Lucía.

“Basta con mirar la fotografía de Santa Lucía que publica el arquitecto Axel Belfort hace aproximadamente una semana, donde augura que el aeropuerto no será terminado a tiempo. Sólo están trabajando los mínimo necesario para montar un show de presentación, y de uso limitado”.

Denisse Dresser sobre "Axel Belfort"

Respuesta desde Santa Lucía ante las calumnias de “Axel Belfort” y la revista Nexos

Aeropuerto Felipe Ángeles de Santa Lucía

La broma de Héctor Aguilar Camín, Nexos y la cuenta troll “Axel Belfort”, contrasta con la seriedad de los trabajos en el Aeropuerto Felipe Ángeles en Santa Lucía.

A continuación, reproducimos una carta de respuesta de un grupo de ingenieros y mandos responsables de la construcción del aeropuerto, ante las calumnias difundidas desde la revista Nexos:

“La nota difunde información falsa relacionada con el AIFA y es firmada por el pseudónimo Axel Belfort, que refiere a la existencia del perfil en Twitter @AXL__tw con el mismo nombre. En esa cuenta se ha difundido constantemente información falsa desde la etapa previa a la construcción e inclusive se han proferido palabras obscenas e insultos en contra los personajes involucrados con el proyecto. Es una cuenta que ha demostrado una inconformidad muy grande por los logros de la presente administración manifestándose en contra y proliferando insultos; es decir, no es un perfil que presente seriedad alguna.

“Si bien la nota contiene eventos que cronológicamente son muy puntuales, pretende utilizarlos tendenciosamente para denostar y/o demostrar la falta de pericia en el diseño y evolución del proyecto, utilizando entre otros argumentos supuestos costos elevados para la elaboración de las primeras versiones del Plan Maestro, de los cuales no especifica montos ni presenta evidencia alguna. Además, señala una interferencia del Cerro de Paula con la vieja pista militar, siendo esto totalmente falso, ya que si bien este cerro tuvo que ser analizado para el sembrado de las dos pistas comerciales, en ningún momento representó una afectación al proyecto, y mucho menos con la vieja pista militar desde la cual se había operado por décadas al servicio de la Base Aérea Militar No. 1., ya que este cerro se encontraba muy alejado de sus trayectorias de aproximación y despegue.

“En cuanto a la separación del Arq. Francisco González Pulido, quien supuestamente publicó en su página web un Nuevo Plan Maestro que difería de lo que ya se había presentado y con lo que se ejecutaba la obra, haciendo referencia nuevamente a un supuesto encarecimiento del proyecto; cabe destacar que la participación del referido arquitecto contribuyó al desarrollo de un concepto básico de la Terminal de pasajeros como en la misma nota lo refiere; sin embargo, este trabajo no se puede comparar con la magnitud y complejidad de un Plan Maestro, ya que un buen Plan Maestro de Aeropuerto tomando como referencia entre otras, la definición del Consejo Internacional de Aeropuertos, ‘…representa el marco mas eficiente con flexibilidad, capacidad de expansión y equilibrio óptimo de todos los aeropuertos individuales, instalaciones/servicios para proporcionar la capacidad requerida para aeronaves pasajeros, carga y movimientos vehiculares con facilitación máxima para pasajeros operador, y personal al mínimo costo de capital y operación…', y no de un solo componente, como en este caso se menciona para el Edificio Terminal de Pasajeros.

“Si bien el articulo alude también supuestos errores en la construcción de la torre de control, el argumento carece de objetividad en virtud que es el propio autor quien asevera y reconoce que de comprobarse el supuesto error (manifestado en 18 cm entre el centro de la cabina de control y el centro del fuste en tierra de referida torre), aún así estaría dentro de los rangos de seguridad; sin embargo, no fue más que otra de las mentiras que ha presentado para crear controversia y generar adeptos.

“Aunado a lo anterior, utiliza referencias numéricas publicadas por otras fuentes de información que se vuelven superfluas, al reconocer como datos erróneos, la información difundida respecto a las posiciones de contacto, indicando que para tener la certeza de esta información se debería consultar el documento oficial denominado “Publicación de Información Aeronáutica (PIA)” y que a la fecha no existe. Al respecto es importante destacar que esta información no se encuentra disponible aún, toda vez que de acuerdo al calendario de publicaciones oficiales de la AIRAC (Aeronautical Information Regulation And Control, por su siglas en inglés) está sujeta al proceso de revisión y validación para su publicación en el mes de noviembre 2021. con apego a la normatividad de la OACI (Organización de Aviación Civil Internacional), la cual una vez publicada presentará a detalle no solo el número total de posiciones de contacto, sino también posiciones remotas, plataforma abierta, carga, aviación general, mantenimiento y helicópteros, además de información de aeródromo de carácter informativo y operacional como son: referencias geográficas y ambientales, elevaciones, radioayudas, frecuencias de comunicación, horario de operación, comercial, extinción de incendios, contactos con el aeropuerto, combustibles, distancias declaradas de pistas, sistemas de iluminación, entre otros.

“Uno más de los argumentos que utiliza para demeritar el proyecto, se basa en manifestar un retraso en su construcción, diseño y logística con un especial enfoque a la zona de instalaciones complementarias, así como la falta de pruebas exhaustivas, cumplimiento de certificaciones nacionales e internacionales, que no se han entregado espacios y oficinas a ningún proveedor ni aerolíneas, enfatizando que solo quedan cinco meses previos a la inauguración, aludiendo la falta de capacidad técnica y legal para inaugurar un monstruo que ha costado miles de millones de pesos y la falta de transparencia, siendo todo lo anterior completamente falso. Todo el contenido de la nota hace referencia a datos erróneos, posiblemente obtenidos de redes sociales, desarrollados de forma unilateral sin haber tenido un acercamiento con la parte responsable del proyecto; dista mucho de ser un trabajo periodístico realmente profesional.

“La activa publicación de notas falsas realizadas por este personaje, han sido superadas por el cumplimiento de las metas logradas en la construcción del AIFA, lo que le ha provocado buscar otros temas que terminan siendo resueltos de la misma manera.”

Que Héctor Aguilar Camín se disculpe por “Axel Belfort” y los ataques a Santa Lucía

Aeropuerto Felipe Ángeles de Santa Lucía

Esperemos que Héctor Aguilar Camín acepte que le vieron la cara con la cuenta troll de “Axel Belfort” y que su equipo sea más cuidadoso con los textos que recibe y publica.

A menos... a menos que el mentado “Axel Belfort” sea un personaje de ficción de la próxima novela de Don Héctor, tal vez su alter ego desde donde puede escupir a gusto todo su resentimiento contra la Cuarta Transformación y un presidente que nunca terminará de aceptar como “suyo”, por no pertenecer a su misma clase.

¿O será que Héctor Aguilar Camín permite que su plataforma sea usada por un grupo conservador para atacar el Aeropuerto Felipe Ángeles en Santa Lucía con pleno conocimiento de que lo que se escribe son mentiras?

Además de tuits y su artículo en Nexos, de “Axel Belfort” poco puede encontrarse en Google, salvo su propio blog literario donde pueden consultarse poemas de profunda reflexión como el siguiente:

4 AM

Son las cuatro de la mañana y tengo ya dos horas despierto. Paseo por la casa desnudo y, acabo de recordar que tengo ésto para escribirte como si no existieras, como si no durmieras también desnuda a mi lado, como si mi suerte no hubiera sido tal y entonces tuviera que seguir imaginando eternamente tu cuerpo para hacerte realidad, como a mis dibujos.

"Axel Belfort"