2 de agosto de 2021 | 07:24
Opinión

Aguas con el agua

Un problema de salud pública. Agua sucia y con animales.
Agua contaminada en Veracruz
Compartir en

Desde La parroquia

El agua es un tema que marca agenda durante las campañas en nuestro estado y más en la zona conurbada Veracruz-Boca del Río. Y es que si a usted le parece que el agua que estamos recibiendo en nuestras casas está sucia, déjeme le cuento que en algunos fraccionamientos de nuestra ciudad salen hasta animales, lombrices y cuanta cosa se le ocurra, digno de una historia de terror. Y en efecto, con eso nos bañamos.

Usted me dirá que en las campañas todos prometen y nadie cumple; entiendo que tenga motivos para desconfiar, aunque al final del día este y otros temas se tienen que abordar y hay que escuchar lo que ofrecen los candidatos.

Ricardo Exsome

El candidato de la coalición “Juntos Hacemos Historia en Veracruz”, habló con los medios de comunicación y con ex trabajadores del extinto SAS a las afueras de su antiguo lugar de trabajo. Habló fuerte, duro y conciso y dijo que para acabar con este problema hay que requisar la operación del sistema del agua y acusó que los que ahora quieren ser candidatos a la presidencia municipal solaparon la entrada en operaciones de GRUPO MAS y ahora dicen que van a atacar el problema.

Nadie con cinco centavos de frente les cree.

De verdad que esto es un broncón y no solo por el asunto del agua y las más de mil familias que se quedaron sin ingresos cuando se impuso durante el gobierno de Ramón Poo a una empresa que pertenece a Odebrecht , el consorcio brasileño que solo con tocarlo saca estiércol y contando de que ya hay varios en la cárcel, algunos siguen impunes.

Dirá usted que eso no nos importa pero no podemos estar ciegos ante un problema de corrupción que en el caso de los que habitamos en la zona conurbada Veracruz Boca del Río, nos afecta tanto que ya es un problema de salud pública.

¿En serio no le han salido lombrices del agua?

A mí sí. Y estamos hablando de un derecho consagrado en la Constitución, pero que aquí se pasan por el arco del triunfo. También los candidatos a diputaciones y a la alcaldía de Boca del Río por el Partido Encuentro Solidario (PES) quienes hablaron sobre el tema y dieron una amplia e interesante exposición en voz de Lorena Rodríguez Díaz, abogada y candidata a una diputación federal.

Lorena es una persona con una excelente preparación y el trabajo que presentó ese día nos dejó convencidos de la importancia de legislar a fondo sobre el tema del agua. Sin embargo en lo real, tenemos agua que parece del caño en nuestros hogares y quien llegue a la alcaldía por ahí debe comenzar. A ese cochinero nos aventaron cuando desapareció el SAS, ya que dejaron fuera a personas capacitadas para la limpieza de los pozos entre otras cosas.

Ojalá de verdad quien llegue a la alcaldía tome cartas en el asunto, que de enfermedades con el covid-19, hemos tenido suficiente.

Y mire que personajes extraños nos encontramos en la calle en este tiempo de campañas.

A las afueras de la CANACO Veracruz estaba ni más ni menos que Antonio Del Río Argudín, candidato también a la alcaldía del puerto, acompañado de quince personas ( a lo mejor exagero y eran menos) gritando como si fueran merolicos de pueblo que querían debatir con el candidato morenista Ricardo Exsome, quien estaba invitado por los empresarios para exponerle sus propuestas y escuchar las suyas.

Pues nada que se iban.

Del Río Argudín, otro que casi es prófugo de la justicia y que tiene por ahí varias cuentas pendientes por fraude, despojo, agresión a periodistas y otras linduras más, acusaba sin pruebas al candidato y también empresario Exsome Zapata de nepotismo, de no dar la cara, de no tener claridad en los recursos y algunas cosas más.

La gente quiere hablar con él, dijo, refiriéndose a las personas que llevó para que le hicieran coro y dijo que él “no se va con los huevos del mono, sino con el dueño del circo”. Así de fino el muchacho, quien por cierto, de tanta cola que le pisen tuvo que tramitar un amparo en el juzgado cuarto de distrito con residencia en Boca del Río, según consta en el expediente III/713/2019.

Que cosas se ven.

Eso sí, el muchacho andaba muy nervioso, mientras hablaba y brincaba de un lado a otro. Cuando vaya a salir a andar en el mitote, le vendría bien un té de tila, o algo más fuerte… es sugerencia.