2 de agosto de 2021 | 07:05
Estado de México

Ecatepec: Concluyen perforación de pozos de agua en Ciudad Azteca y San Agustín

El Plan Hídrico Municipal ha concluido los trabajos en 24 pozos de agua en Ecatepec
Compartir en

El gobierno de Ecatepec ha enfrentado la escasez de agua potable en el municipio con la perforación y rehabilitación de 29 pozos de agua potable, que están contemplados en el Plan Hídrico Municipal.

De hecho, el Plan Hídrico Municipal ha concluido los trabajos en 24 pozos de agua (19 de ellos rehabilitados y cinco perforados), que ya se encuentran en operación, esperando que otros cinco que actualmente están en proceso de rehabilitación.

Dentro de este plan se concluyó esta semana la perforación de los pozosLaureles’, ubicado en la colonia San Agustín Segunda Sección, y ’317′, en Ciudad Azteca.

Ambos pozos están siendo sometidos a pruebas para determinar la cantidad de agua que producirán; el gobierno de Ecatepec espera que próximamente se ponga en marcha la operación de ambos pozos.

Otros pozos que entrarán en operación son el de la ‘Cruz Roja’, localizado entre las colonias Polígonos 2 y Central Michoacana, y ‘John F. Kennedy’, entre Ciudad Oriente y Ciudad Amanecer.

Ambos pozos están ubicados en el camellón de avenida Plutarco Elías Calles, y el Pichardo Pagaza, en la avenida del mismo nombre.

Pozo ‘Laureles’ produciría 35 litros por segundo

De acuerdo al director del organismo Servicios de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento de Ecatepec (Sapase), Mario Luna Escanamé, el pozo ‘Laureles’ podría producir 35 litros por segundo, pero después de las pruebas de aforo la cifra podría subir a los 50 litros por segundo.

También detalló que en un mes podrían entrar en operación los pozos ‘Laureles’ y ’317′, aunque aún es necesario realizar pruebas en la red de suministro, para detectar fugas y repararlas.

La escasez de agua potable se endureció después de que el 43% del líquido que se consume en el municipio de Ecatepec proviene del Sistema Cutzamala.

El caudal de agua fue recortado desde abril del 2020 por la Comisión del Agua del Estado de México (CAEM), tras el inicio de la pandemia de Covid-19.

Este recorte afectó principalmente a colonias de la llamada Quinta Zona, que dependen exclusivamente de ese suministro.