En las afueras de la Suprema Corte de la Justicia de la Nación, fue donde una reportera del medio “La Octava” registró el abucheo a “Marko” y otros bodrios de Acción Nacional cómo el presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, Santiago Creel; y los alcaldes de Álvaro Obregón y Miguel Hidalgo, Lía Limón y Mauricio Tabe.

El “líder” del PAN y el resto de sus compinches recibieron gritos de “rateros, vividores” y “amigos de García Luna”.

Ahí sí que, ni hablar. “Genarco”; cuyo juicio por tráfico de drogas comenzó este lunes en Nueva York, creció y se encumbró en los sexenios panistas de Vicente Fox y el espurio asesino actualmente prófugo en España, Felipe Calderón. De lo de rateros y vividores, bueno, ahí está cómo ejemplo toda la parentela del espurio Calderón bien enquistada en las cámaras.

La realidad es que la payasada de ir a presentar recursos y “acciones” contra todas y cada una de las acciones del presidente López Obrador nada más tiene “ecoartificial con los bots de Twitter. A nivel de calle, la aprobación del presidente y sus acciones sigue estando en el 90% o más y se nota.

“Marko” tuvo que huir cual rata abandonando el Titanic y se refugió en su camionetota con choferes y “guaruras”, eso sí, pagada con el dinero del pueblo. Eso es el PAN, partido sin proyecto y sin base social, realmente existente.