Estoy indignado de ver cómo cualquier político se va a Morena y se purifica. Indignado de ver que la oposición exige a los partidos lo que no exigen a los dirigentes de esos partidos supuestamente opositores.

Estoy indignado, enojado y triste ¡Por eso voy a marchar!

La apatía mata

Mi corazón ya no puede más, no puedo creer que, en la apatía y la comodidad, hay quienes piensan que con un tweet o publicar en redes sociales lo resuelven todo. No puedo creer que hay quienes critican al gobierno, pero por otro lado su empresas se beneficien de la corrupción, los sobreprecios y la terrible administración de proyectos de la 4T.

¡Mientras el pueblo empobrece y las injusticias crecen!

Estoy indignado y ya no puedo más, tengo que salir a las calles a rugir, a gritar, a sacar mi frustración. Quiero decir que estoy realmente indignado porque no veo cómo se va a recomponer el país y porque sé que el anhelo de justicia, equidad y libertades cívicas no se cumplirá mientras los ciudadanos seamos apáticos.

No, no estábamos en el paraíso antes, íbamos mal pero por lo menos se fortalecía el estado de derecho, la democracia, los contrapesos y las instituciones, hoy se destruye.

Me indigna que hay quienes se niegan a ver la corrupción del gobierno porque piensan que todo es culpa “del pasado”, simplemente por proteger “al mesías” y a sus secuaces.

Me indigna la apatía y la hipocresía de quienes dejan que sucedan las cosas hasta que no les tocan sus intereses y sí, estoy muy frustrado.

Marcha por “La Paz y la Unión de México”

Ante la decepción, fracaso, nulos resultados, mentiras y simulación del actual gobierno, ciudadanos afectados por la violencia y la inseguridad se reunirán el domingo próximo en el Monumento a la Revolución para participar en un mitin y una marcha hacia el Ángel de la Independencia. Una sociedad que se organiza a pesar de que presidente insiste en polarizar y confrontar al pueblo de México y una manera de decirle ¡Ya basta! de simular y de gobernar con mentiras, engaños y manipulación.

Si bien, AMLO obtuvo el triunfo por el voto de confianza de muchos que creyeron en un cambio, ahora decepcionados vemos que mintió y no es muy distinto a los políticos que a diario critica, que es como ellos, pero, como dicen, corregido y aumentado.

Andrés no tiene empacho en pedirle al PRI, cuando le conviene, que recuerden su pasado, e invoca a personajes como Adolfo López Mateos, consolidador del Grupo Atlacomulco, que tuvo un Gabinete “neoliberal”, con Raúl Salinas Lozano, Antonio Ortiz Mena, Salomón González Blanco y Carlos Hank González, cuyos descendientes fueron a parar al grupo de Salinas y ahora están en el de AMLO.

Incongruente y mentiroso

Su política de abrazos y no balazos no resolvió la inseguridad y en lugar de regresar al Ejército a sus cuarteles como lo prometió, propuso una Guardia Nacional bajo el mando militar, con más del doble de elementos de los que tenía la Policía Federal, creó más de 260 cuarteles y 110 mil elementos operativos incorporados.

Con su “estrategia” la inseguridad ha crecido al doble, a la par de elementos y cuarteles. Pero ¿Por qué en su mandato las cosas han empeorado? ¿Por qué mantiene firme lo de los abrazos y afirmaciones que rayan en el absurdo como aquello de que los acusará con su mamá o que les dará libros? ¿Por qué continúa con una política fracasada, será simplemente que nos vio la cara de idiotas?

Dijo que no se permitirían las “lacras de la política”, pero en su gobierno hay más amiguismo, influyentísimo y nepotismo que cualquier otro en la historia, ejemplos, sobran: La familia Concheiro, con una Tesorera de la Federación, un subsecretario de Educación y un director de la UIF; en la empresa de reciente creación para el Litio, está el hijo del superdelegado en Sonora. En la Secretaría del Trabajo todo queda en familia y por su propuesta son Magistradas las esposas de su fiscal contra delitos electorales y de su asesor y diseñador del AIFA y podríamos seguir con la cuenta.

No combatió la corrupción, sino que superó a sus antecesores. El fraude de Segalmex con Ignacio Ovalle, es mayor que la famosa Estafa Maestra, pero AMLO encubrió al salinista y lo premió con un cargo en la Segob. También están las acusaciones contra Gertz, Scherer, Ana Gabriela Guevara, Rocío Nahle, Yeidckol Polevnsky, la tragedia de la Línea 12 es el resultado de una cadena de corrupción que intenta tapar y la corrupción que se ha llegado a denunciar, proviene de ex funcionarios de la 4T que decepcionados han preferido renunciar.

Que la Nación se lo demande

La destrucción del sistema de Salud ha dejado sin tratamientos a los niños con cáncer, se desviaron recursos de las vacunas para aplicarlos en el Tren Maya. Miente cada vez que habla de sus obras faraónicas, todas van por más del doble de lo presupuestado y sin un verdadero beneficio, vaya, ni AMLO ha realizado un solo vuelo desde el AIFA.

No hay justificación para su reverendo fracaso y no tiene que ver con la pandemia o los efectos de la guerra; combatir la seguridad, la desigualdad y la corrupción son su entera responsabilidad.

Estoy indignado

Por eso voy a marchar el domingo 25 de septiembre. ¡Ya basta de mentiras, manipulación y polarización!