Desde su creación el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) ha sido baluarte de la seguridad social que proporciona el Estado a las y los trabajadores y sus familias, brindándoles protección contra las dificultades de la vida laboral y cotidiana, garantizando su acceso a la salud, la asistencia médica, los medios de subsistencia, el otorgamiento de una pensión y los servicios sociales necesarios para su bienestar.

Siempre de la mano del sector empresarial, el Instituto a nivel nacional ha velado por la salud de la base trabajadora, desarrollando intervenciones preventivas y curativas, en unidades de medicina familiar, hospitales y a través de sus servicios sociales.

Ahora, con el impulso de la estrategia ELSSA, el IMSS sustenta sus acciones con respecto al tema, basándose en la mejor evidencia disponible difundida por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en el documento Entornos Laborales Saludables: fundamentos y modelo de la OMS, desde donde atiende las recomendaciones vertidas por este organismo internacional para disminuir los riesgos y proteger la salud desde un punto de vista integral, poniendo al trabajador al centro del proceso.

La intención es transformar la salud laboral para transitar de un esquema basado en evitar enfermedades y accidentes en centros laborales, que consistía básicamente en mejorar las condiciones de los lugares de trabajo; hasta un nuevo enfoque de “Salud Total en el Trabajo (Total Worker Health en inglés)” que promueva cambios en los estilos de vida de los trabajadores, atendiendo las determinantes sociales que influyen sobre su bienestar, para prevenir enfermedades y mejorar la calidad de vida.

El objetivo central de la estrategia es impulsar espacios laborales como centros promotores de salud que impacten en la reducción de accidentes y enfermedades laborales, así como en otros problemas de salud, repercutiendo de manera positiva en las tasas de incapacidad y presentismo laboral, lo cual además de traer beneficios para la salud de los derechohabientes, incrementará la productividad empresarial y permitirá la reasignación de recursos para mejorar la calidad de la atención que brinda este instituto.

En el contexto pospademia que vive este país, la visión del IMSS es lograr cambios en los estilos de vida y hábitos de las personas trabajadoras y sus familias, para evitar el desarrollo de enfermedades crónico-degenerativas y hacer de la prevención el instrumento prioritario de intervención para atender la salud.

ELSSA representa un esfuerzo conjunto entre líderes empresariales, sindicatos, trabajadores y gobierno, que integra nuevas estrategias para el bienestar de las personas y renueva las acciones de protección de los trabajadores referentes a la atención de accidentes y enfermedades laborales, con un enfoque  holístico que contribuirá a la mejora sustancial de la salud de la población y el desarrollo nacional.

La estrategia propone líneas de acción que pueden ser adaptadas y aplicadas en la mayoría de los centros laborales y que promueven la atención y prevención de los principales riesgos ergonómicos, psicosociales y para evitar el desarrollo de las principales enfermedades que aquejan a la población trabajadora.

Las empresas que se adhieran a la estrategia ELSSA gozarán de diferentes beneficios, entre los que desatacan, menor pago anual al IMSS de la prima por riesgo de trabajo, a causa de una disminución de accidentes y enfermedades de trabajo, mediante acciones preventivas en seguridad y salud; así como apoyo a través de recursos digitales como la plataforma educativa CLIMSS y un tablero informativo, recursos que facilitarán la implementación y el cumplimiento de las acciones propuestas para transformarse en un centro laboral ELSSA , entre otros incentivos.

Con esta y otras estrategias promovidas, el IMSS está comprometido a revolucionar la atención de la salud de las personas y su bienestar social; buscando sentar las bases para un desarrollo próspero para las generaciones futuras y para lograr un país mejor preparado.

Lucy Morales en Twitter: @LucyIsabelMora1