Irreverente

Les platico: de un pasquín se entiende, de un pasquinero, un chatero o un influencer, pues también. Pero de un medio informativo centenario que se hizo adulto en la época dorada del periodismo mexicano, es inadmisible, por no decir imperdonable, que pudiendo preguntarles a los protagonistas, recurran al detestable “se dice” o a la deplorable “fuente” de los grillos.

Para muestra, un botón

Ayer, Gustavo Adolfo Guerrero fue tema en Monterrey y sus alrededores, porque un medio considerado como influyente, publicó en su columna periodística más importante, que el 10 de octubre dejará su puesto como Fiscal General de Justicia en Nuevo León, para que entre el ex alcalde de Monterrey y frustrado candidato a la gubernatura del Estado, Adrián de la Garza.

El ciclo de Gustavo como Fiscal termina en el 2024, pero el citado medio y sus trasnochadas réplicas chaleras -de chal y chat- lo hacen fuera dentro de 8 días.

Benditas y malditas

La bendita libertad de expresión de que gozamos en México, permite estos excesos mediáticos que le meten más mocos, al atole en que está convertida la industria de las “no benditas” redes sociales.

Ni modo, que los influencers sigan mancillando los terrenos de la prensa; que los pasquineros de poca monta hagan lo propio, pero al hacer eso se están llevando entre sus extremidades inferiores a los que estomaguean y luego excretan las opiniones de otros, sin verificar, sin indagar, sin consultar, haciéndolas suyas a lo p3nd3jo.

Los medios que opinan y publican sin preguntarles a las fuentes que mencionan, desorientan y confunden a sus lectores y cuando éstos copian y replican tales libelos, le dan en la madre a la llamada “opinión pública”.

Yo le pregunté a Gustavo Adolfo Guerrero si el no haber asistido a los informes de los alcaldes metropolitanos, significa que tiene un pie fuera de la Fiscalía, y me respondió: ”Yo nunca voy a los informes de los alcaldes”.

CAJÓN DE SASTRE

”Quieren más o les guisamos un huevo”, remata la irreverente de mi Gaby.

PD. Hoy 2 de octubre cumple dos años DETONA, medio informativo que me honro en dirigir y que tiene a varios de los mejores editorialistas de México; uno de ellos, mi amigo Federico Arreola, director general de SDPNoticias.