La Comisión Federal de Electricidad (CFE) ya no se espera para cortar el suministro de energía eléctrica. Ahora, al menor adeudo, procede a castigar a los usuarios dejándolos sin luz.

Esta medida de la CFE ha generado alarmas. ¿La paraestatal necesita el dinero? ¿No hay la liquidez suficiente y se requiere recaudar?

Antes la CFE daba un plazo mayor a los usuarios para cortarles la luz. Ahora, por un mes sin pagar, te quedarás en tinieblas. Y la reconexión suele durar hasta 48 horas y tiene un costo extra.

Curiosamente, esto se da luego de que la CFE reportara números rojos:  en 2021 perdió 106 mil 260 millones de pesos, 23.5 por ciento más altas a las que se dieron en 2020.

Y todo esto pese a los subsidios recibidos, de 70 mil 279 millones de pesos.

Castigo fuerte de la CFE en colonias de clase media y alta

El castigo de la CFE a los morosos de pocos días se da especialmente en las colonias y zonas de clase media y alta de México.

Los más afectados por la recaudación, vía la paraestatal, se encuentran en los municipios de San Pedro Garza García, en Nuevo León; Zapopan, en Jalisco, y zonas como Polanco y Santa Fe, de la Ciudad de México.

Es bien sabido que en estos sitios se concentran hogares que pueden tener facturas de buen valor. No por nada San Pedro Garza es considerado uno de los municipios más ricos de Latinoamérica.

Entonces ¿lo que se busca es generar más dinero afectando estas zonas en específico? La morosidad existe en muchas más zonas. En algunas, incluso, duró décadas, y la deuda fue perdonada. Fue en un estado del sureste.

¿Y el apagón?

Maldita sea, otro apagón, dijera Bad Bunny. No olvidemos que la CFE no ha destacado en estos años por la calidad en su servicio.

De hecho, vienen a la mente los apagones que hicieron sufrir a los usuarios en pleno día de los inocentes de 2020.

Aquella ocasión 10 millones de usuarios del Sistema Eléctrico Nacional, en gran parte del país, se quedaron sin energía eléctrica por casi una hora. La CFE indicó que, meses después, que al parecer la falla se debió a una “improvisación en la conexión de la empresa Acciona, en su central eólica San Carlos”.

Batearon la reforma eléctrica

También, todo esta falta de paciencia de la CFE viene después de que batearan formidablemente la reforma eléctrica, que precisamente quería convertir a la CFE en un organismo del Estado, con personalidad jurídica y su propio patrimonio, para generar al menos el 54 por ciento de la energía nacional.

Esto dejaba al sector privado con la generación del 46 por ciento y fue severamente criticada por la oposición. Esta fue la primera reforma rechazada en el Poder Legislativo, por la oposición.