Como ya se veía venir, ‘Alito’ fue sometido por la fuerza del estado; se dice que intentó resistir los muy feroces ataques que recibió de la Cuarta Transformación pero, en el momento en que fue amenazado con ver a su madre tras las rejas, tuvo que dar su brazo a torcer; o lo que es lo mismo, ceder a las presiones. El asunto es que, al ‘doblarse’ (sic Donald Trump), puso en riesgo la Alianza ‘Va por México’, que de alguna manera comenzaba a consolidarse, y ahora mismo prevalece la incertidumbre respecto a cuántos priistas están dispuestos -o comprometidos- a continuar como Alitoístas, y cuál es el peso real que tiene la vieja guardia al interior del Revolucionario Institucional como para tomar el control, apoderarse del mando, y dejar que Alejandro Moreno Cárdenas haga lo que tenga que hacer por su familia pero sin arrastrar ni poner en mayor peligro la Alianza opositora.

Hay que recordar que Alito se convirtió en el enemigo número uno de la Cuarta Transformación tras haber alentado al interior de la bancada priísta el voto en contra de la reforma a la ley de la Industria Eléctrica, impulsada por el presidente Andrés Manuel López Obrador. Aquel día de abril del presente año, la reforma no alcanzó la votación requerida para aprobarse, por lo que fue desechada habiendo estado presentes 498 diputados. Se requería el voto de al menos 332 legisladores para la aprobación; sin embargo, se obtuvieron 275 votos a favor de Morena, PT, y PVEM y 223 en contra.

A partir de ahí se desató una aparente persecución de estado en contra del dirigente nacional priísta, siendo la gobernadora de Campeche, Layda Sansores, el rostro visible de los ataques y acusaciones, aprovechando que la ex senadora ya había exhibido desavenencias entre ambos. De hecho, la rispidez en su relación había quedado expuesta desde octubre del 2021, cuando la mandataria comenzó a exponer de forma explícita la riqueza -presuntamente mal habida- de su antecesor, al haber compartido imágenes de las lujosas instalaciones en las que trabajó Moreno.

Posteriormente transitó de las imágenes a los audios para evidenciar “las malas prácticas” del dirigente nacional del PRI.

En mayo de este año, filtró un audio en el que presuntamente se escucha la voz de Alejandro ‘Alito’ Moreno diciendo que Cinépolis entregó 25 millones de pesos a su partido para financiar campañas electorales. En el audio se escucha, supuestamente, a Moreno dialogar con otra persona a la que llama “Pepe”, a quien le explica que fueron pocos los recursos que recibieron por parte de Cinépolis, aunque después reconoce que el dinero lo dio “en chinga y no estuvo mal”. “Es para que dé 300, cabr… ellos tienen desarrollos, tienen varios negocios, tienen clase”, expresó.

El 14 de junio, reveló un nuevo audio donde le acusa de cometer presuntos actos de corrupción. La funcionaria dio a conocer una conversación entre el líder del PRI con el diputado federal Javier Casique Zárate para realizar algunos movimientos en el sector farmacéutico con el resto de los gobernadores del país.

El 5 de julio, Sansores dio a conocer otro audio donde se escucha al presidente nacional del PRI hablar con quien, según ella, es el ex gobernador de Oaxaca, José Murat.

En la sección “Alito Delito”, del programa Martes de Jaguar, Sansores presentó dicho audio en el que supuestamente Moreno y Murat planean cómo negociar reformas legislativas y extorsiones a empresarios como Germán Larrea, Ana María Aramburuzabala y Carlos Slim, entre otros.

En un audio más presentado en ‘el martes del jaguar’, se escucha a Alejandro Moreno Cárdenas, platicar con un hombre de nombre Homero, y en la conversación está presente el presidente nacional del PAN, Marko Cortés, donde supuestamente asegura que él continuará en el cargo hasta el 2024 y se encargará de elaborar la lista rumbo a las elecciones del 2024 y la elección local de Tamaulipas.

“Yo, primero Dios, si me da vida, seguiré aquí en el PRI hasta 2024, o sea, a mí me va a tocar decidir la lista. Porque todos esos pendejos que andan allá afuera: ´No que si no dan resultados´, se van a la ver..”, se escucha en el audio.

Alejandro Moreno Cárdenas

Pero el conflicto mayor, o por lo menos el que llegó a ser denunciado ante la justicia, es el que surgió después de que la propia Sansores San Román aseguró tener pruebas de que Alejandro Moreno, recibió fotografías íntimas de algunas diputadas de su partido.

“Cuidado diputadas, porque algunas de ustedes mandaron fotos en, de veras, unas hasta desnudas; entonces se las manda a Alito y Alito con eso las tiene y creen que él las va a cuidar y que va a proteger esas fotos; no, no se pueden intimidar así con este señor, por él no tiene escrúpulos”, comentó la gobernadora el pasado 5 de julio.

Layda Sansores

Pero pese a los apercibimientos de la autoridad, Sansores prosiguió con sus ataques, los cuales frenó de manera abrupta el martes 6 del presente bajo el argumento de que así se lo había aconsejado su abogado. Nadie lo creyó. Y menos cuando repentinamente, Alejandro Moreno modificó su postura en el tema de la Militarización que tanto importa al presidente. Y entonces todos supimos que Alito se había ‘doblado’.

La postura de la bancada priísta ha sido respaldar a su líder; lo menos que ha importado es si la militarización va en contra de los ciudadanos mexicanos. De hecho, la palera diputada Yolanda de la Torre, fue quien presentó la iniciativa para alargar el periodo del ejército en las calles hasta marzo de 2028. Por cierto, De la Torre presentó este jueves licencia a la diputación para asumir un nuevo encargo en Durango, quizá como premio a su participación en la presentación del polémico dictamen.

El caso es que La Cámara de Diputados aprobó el dictamen con 335 votos, concedidos mayoritariamente por los grupos parlamentarios de Morena y sus aliados -el Partido Verde (PVEM) y el Partido del Trabajo (PT)- así como del PRI, salvo la honrosa abstención de la valiente diputada Ana Lilia Herrera.

Por su parte, luego de que se dio a conocer que el PRI lanzó la propuesta -con la cual se firmó un probable contubernio entre el partido tricolor y Morena- el blanquiazul y el Sol Azteca decidieron romper temporalmente con el tricolor.

En ese contexto la Alianza pende de un hilo; existen trascendidos en el sentido de que PAN y PRD están sosteniendo pláticas con figuras emblemáticas del priismo, tendientes a continuar con la alianza y dejando de lado a Alejandro Moreno, pero faltaría por ver cuántos diputados le deben el puesto o favores a Alito como para seguirlo respaldando y cuántos de ellos apostarán por continuar fortaleciendo la postura de la oposición. Lo que hay que destacar es que el grupo opositor de la Cámara Alta se anotó un diez y nota el pasado miércoles al propiciar que Morena y sus aliados recularan y regresaran a comisiones el dictamen que propone extender la presencia militar en las calles hasta 2028.

De tal suerte que será interesante ver cómo se configurará o des configurará la oposición en los subsecuentes días, sabiendo que de ello dependen tópicos fundamentales para el país como son las próximas elecciones en el Estado de México y Coahuila.

Correo: Opinión.salcosga@hotmail.com | @salvadorcosio1