18 de octubre de 2021 | 21:14
México

    ‘El Mijis’: no hay mayor lucha que educar buenos hijos

    Tras darse a conocer hace unos día que la dura batalla contra el cáncer aún continúa para ‘El Mijis’, ha asegurado que no hay mayor lucha para él que educar buenos hijos
    Pedro Carrizales "El Mijis"
    Compartir en

    México.- Tras darse a conocer la noticia por parte de “el Mijis” sobre que el cáncer con el que se enfrenta no había terminado, este asegura que no existe mayor lucha que educar buenos hijos.

    Hace unos días Pedro César Carrizales “el Mijis” informó que debido a un “error de diagnóstico” el cáncer con el que se enfrenta, “nunca se fue” y ahora se expandió por su vejiga y otras partes del cuerpo.

    El Mijis” también detalló que recientemente fue intervenido quirúrgicamente para seguir combatiendo esta terrible enfermedad.

    Expresando que fue justo en estos momentos, en que “el Mijis” se dio cuenta que le tenía miedo a la muerte sí pero su mayor miedo era fallarle a la vida.

    Mi mayor lucha es educar buenos hijos: “el Mijis”

    A través de redes sociales Pedro César Carrizales “el Mijis” compartió que a pesar de las adversidades a las que se enfrenta su mayor lucha será educar buenos hijos.

    “El Mijis” expresó que no se dará por vencido tan fácil y trabajará hasta el último día de su vida para dejarle un mejor futuro a sus hijos.

    Pero sobre todo, “el Mijis” desea que su pequeña hija crezca en un país con libertades para que pueda elegir sabiamente y continuar con esta batalla, dijo.

    “El Mijis”: Mi bebé le regresó el sentido a mi vida

    Pedro César Carrizales, alias “el Mijis”, reveló que la depresión le pego, sí, pues la noticia del cáncer no fue nada fácil de manejar, sin embargo su pequeña hija le regresó el sentido a su vida.

    Fue en septiembre del año pasado cuando “el Mijis” anunció por primera vez que padecía cáncer, enfermedad que dijo le fue detectada desde hace más de un año.

    Pero, sin importar nada “el Mijis” expresa que seguirá aferrado para seguir y aguantar todo lo que venga en su camino.