La tarde de este jueves 2 de junio se registró un nuevo tiroteo en Estados Unidos, esta vez en un cementerio de Wisconsin donde habrían resultado varias personas heridas.

Los hechos ocurrieron en el cementerio Graceland de la ciudad de Racine, Wisconsin en Estados Unidos, donde la policía de Racine alertó múltiples disparos.

De acuerdo con residentes de la zona, éstos dijeron que escucharon entre 20 y 30 disparos, según datos del Journal Times.

Según el reporte de las autoridades, el tiroteo en el cementerio de Wisconsin se efectuó a las 14:26 horas de este jueves.

Por medio de Twitter, la policía de Racine pidió a los ciudadanos estadounidenses evitar el área del cementerio Graceland debido a un “incidente crítico”.

A las 15:47, la policía de Racine dio a conocer que el tiroteo en el cementerio de Wisconsin, Estados Unidos, dejó como saldo varios heridos, no obstante, informó que aún se desconocía el número de víctimas.

Asimismo anunció que la escena seguía activa y se encontraba siendo investigada, por lo que se notificarían los detalles en cuanto se tuviera más información del incidente.

[object Object]

Tiroteo en cementerio de Wisconsin se desató en medio de un funeral

De acuerdo con el medio Journal Times, el tiroteo ocurrió durante un funeral, en el cual se velaba a un hombre de 37 años quien perdió la vida tras ser baleado por policías.

El hombre que estaba siendo velado fue identificado como Da’Shontay “Day Day” King, de origen afroamericano, el cual murió el pasado 20 de mayo mientras huía de la policía.

Por su parte, TMJ4 News detalló que como resultado del tiroteo en el cementerio Graceland en Wisconsin, varios familiares del hombre finado resultaron heridos de bala, de los que se presume fueron al menos 5 los lesionados.

En tanto, los heridos fueron trasladados para ser atendidos en el Hospital Ascension All Saints, el cual cerró por precaución luego del tiroteo registrado.

Este es el tercer tiroteo en Estados Unidos efectuado en esta semana, pues el pasado 31 de mayo se registró uno en una universidad de Nueva Orleans, mientras que el día de ayer 1 de junio, se desató otro en un hospital de Tulsa, Oklahoma.