Emmanuel Macron, presidente de Francia, anunció este viernes el despliegue de más policías luego de tres noches de disturbios por la muerte de un joven baleado a manos de la policía; además, pidió a los jóvenes no salir a las calles.

En el marco de manifestaciones masivas, hasta el momento se 875 detenidos y 492 edificios atacados pese a los 40 mil agentes movilizados.

Emmanuel Macron pide a los padres no dejar salir a sus hijos a las protestas

El presidente francés felicitó la respuestarápida y adaptada” de las fuerzas del orden a estos disturbios que se extendieron el martes desde los suburbios de París al resto de Francia y protagonizan en su mayoría menores de edad.

“Corresponde a los padres mantenerlos en el domicilio... Llamo al sentido de la responsabilidad de las madres y padres de familia. El papel de la República no es ocupar su lugar”

Emmanuel Macron, presidente de Francia

A pesar de reforzar las fuerzas del orden, Emmanuel Macron no ha declarado estado de emergencia en el país europeo, como se lo ha pedido la oposición de la derecha y ultraderecha.

Otra de las decisiones tomadas fue pedir a las redes sociales que retiren los contenidos vinculados a estas violencias urbanas y que identifiquen a sus usuarios.

La violencia estalló el martes en las afueras de la capital después de la muerte de Nahel, de 17 años, por un disparo a quemarropa de un policía en un control vial que quedó registrado en video.

El policía, de 38 años, fue puesto en prisión preventiva acusado de homicidio voluntario y pidió perdón a la familia del joven; sin embargo, las protestas no han parado.

Cabe recordar que ya se vivía un ambiente de tensión en Francia por la aprobación de la ley de reforma a las pensiones.

Emmanuel Macron tuvo que cancelar su participación en la reunión de la UE por disturbios en Francia

Al término de una reunión de crisis, Emmanuel Macron, abandonó este viernes una cumbre europea en Bruselas para presidirla.

Luego anunció el despliegue de “medios adicionales” del ministerio del Interior para contener los disturbios en su país.

Varios países europeos como el Reino Unido, Alemania y Noruega advirtieron a sus ciudadanos que viajen a Francia que eviten las zonas de los disturbios y que extremen la precaución.

La ONU pidió además a París ocuparse seriamente de los “profundos” problemas de “racismo y discriminación racial” en sus fuerzas de seguridad, máxime cuando parte de la población las ve como racistas y violentas.

[object Object]
[object Object]